El Molino de Barcelona se prepara para superar el concurso de acreedores

stop

La propiedad del teatro de ‘burlesque’ amplía las garantías en el convenio que se vota este miércoles

Fachada de El Molino de Barcelona | ED

04 de noviembre de 2014 (20:56 CET)

El teatro de burlesque más conocido de Barcelona, El Molino, allanará este miércoles el camino para superar el concurso de acreedores que se aprobó en mayo de 2013.

El letrado Luís García, de Lugar Abogados & Asociados, el administrador de la insolvencia de Ociopuro, la sociedad que lo explota, tiene casi asegurada la adhesión de la mayoría de los acreedores de la sociedad a la propuesta de convenio que se votará esta mañana en el Juzgado de lo Mercantil 6 de la capital catalana, dirigido por Francisco Javier Fernández.

Banco Sabadell es quien tiene la clave de la operación. El banco ha declinado hacer ninguna declaración sobre el concurso, aunque otras fuentes judiciales indican que la entidad ha dado el visto bueno a refinanciar 7,4 millones de euros, el capítulo más importante de toda la deuda.

Garantías personales de la propiedad

A cambio de refinanciar el préstamo, la gestora de Ociopuro, Elvira Vázquez (la famosa vedette Merche Mar) ha ampliado las garantías a los acreedores con activos personales para mantener a flote su negocio.

De esta forma, también ha convencido al Institut Català de Finances (ICF) para que dé su brazo a torcer y permita refinanciar 611.400 euros que debía de un préstamo firmado en 2012, indican los mismos interlocutores.

Informe concursal

Los acreedores ordinarios (proveedores y algunos artistas que había trabajado en El Molino, entre otros) dieron su visto bueno a la propuesta de convenio el pasado marzo, tal y como avanzó Economía Digital.

Convencer a las entidades financieras de la viabilidad del negocio ha sido lo más complicado del proceso. Especialmente tras el informe firmado por la administración concursal en el que se ponía en duda que el modelo de explotación ofreciera suficientes ingresos para mantener las puertas del teatro abiertas y devolver la deuda contraída.

Búsqueda de un inversor


El camino que el convenio marca para que El Molino no eche el cierre pasa por buscar a un inversor externo interesado en el teatro. Es el mismo objetivo que se persigue desde hace meses.

Ociopuro no está solo en el objetivo de alcanzar esta meta. El Ayuntamiento de Barcelona se ha comprometido en la tarea de evitar la desaparición del histórico teatro, que abrió las puertas en 1910. El principal activo que tiene es su ubicación. El teatro de burlesque se encuentra en una de las principales avenidas de la ciudad, el Paral·lel. El corazón histórico de la actividad teatral en la capital catalana.

Motivos de la insolvencia

El Molino acabó con los libros en los juzgados de lo mercantil debido a un proyecto de rehabilitación. Los retrasos en finalizar las obras propiciaron que abriera las puertas en plena crisis, en octubre de 2010, cuando el consumo de las familias había caído a mínimos. La subida del IVA y la reforma urbanística del Paral·lel dieron la estocada final al negocio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad