El pelotazo frustrado del Hospital Clínic

stop

El consorcio que gestiona el centro vendió un antiguo edificio de Barcelona por casi 2 millones, pero el comprador se ha echado atrás y ha obligado a declarar desierto el concurso

Xavier Alegret

El Hospital Clínic no ha podido vender finalmente el edificio de la calle Sardenya de Barcelona (segundo por la izquierda) / GoogleMaps
El Hospital Clínic no ha podido vender finalmente el edificio de la calle Sardenya de Barcelona (segundo por la izquierda) / GoogleMaps

Barcelona, 02 de junio de 2016 (01:00 CET)

La recuperación del mercado inmobiliario ya se nota en Barcelona. Los precios de la vivienda suben y los propietarios de pisos o promociones a la venta lo están aprovechando. También lo intentó aprovechar el Hospital Clínic, pero su intento de sacar tajada del repunte del ladrillo ha quedado frustrado.  

El hospital público catalán puso a la venta el año pasado un pequeño y antiguo edificio de viviendas en la calle Sardenya, cerca del templo de la Sagrada Familia. El inmueble, que había sido donado por un particular, se sacó a subasta por 1,2 millones de euros, pero se adjudicó por mucho más, 1,9 millones, tras recibir doce ofertas.  

Sin embargo, al Consorci Hospital Clínic de Barcelona ha terminado por declarar desierto el concurso. La causa, la repentina falta de interés por la compra de los principales ofertantes por el edificio.  

Una subasta aparentemente provechosa  

El inmueble se adjudicó el 30 de marzo pasado a Leomant Investments, inversora en España de la inmobiliaria alemana Jäger & Pachowiak, como avanzó Economía Digital. El precio, de 1,93 millones, mejoraba en casi un 60% el precio de salida de la subasta.  

No obstante, Leomant Investments nunca hizo efectiva la compra. La compañía tenía 30 días hábiles para formalizar la operación, pero no lo hizo e informó al Clínic  de su renuncia a quedarse con el edificio. El motivo que dio fue falta de financiación, según han explicado fuentes del hospital.  

Segundo intento

El consorcio que gestiona el Clínic no se rindió y, como estipulaban los pliegues de condiciones de la venta, adjudicó el inmueble a Mutual Goals Management, que había quedado segundo en la subasta con una oferta de 1,92 millones.

Mutual Goals Management es propiedad de dos administradores, Daniel Benamu y Hakim Shlomo, que son administradores de otras inmobiliarias en España, entre ellas MG Associates Investments 2015, que también ofertó por el edificio del Clínic y que hizo la tercera mejor oferta.  

Pero Mutual Goals Management tampoco formalizó su oferta, también por falta de financiación, por lo que el Clínic ha terminado por declarar desierto el concurso y proceder a la venta directa del edificio. El precio de éste vuelve al origen: 1,21 millones de euros, muy por debajo de los casi dos millones a los que aspiraba el hospital.  

En una buena zona  

La finca se encuentra en una zona bastante céntrica de Barcelona, donde los precios están en plena recuperación, por lo que a priori parecía un buen negocio también para el comprador, aunque el edificio requiere de una reforma.  

Según la información de la adjudicación del inmueble, se procedió a su venta a causa del mal estado de la finca y a su "necesaria inversión para la reforma y el acondicionamiento".

El edificio fue construido en 1927 y cuenta con quince viviendas de hasta 60 metros cuadrados repartidas en siete plantas, según los datos catastrales. La finca es el legado ordenado por un particular en 1942, aunque la escritura con la titularidad del Clínic fecha de julio de 2007.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad