El presidente de Iberia descalifica a Spanair: "Su modelo no tiene futuro"

stop

AEROLÍNEAS

Avión de la compañía Iberia

23 de enero de 2012 (12:28 CET)

El modelo de aerolínea de Spanair no tiene futuro, así de contundente se ha mostrado el presidente de Iberia, Antonio Vázquez al hablar sobre su competidor catalán. “Una empresa con una estructura de costes en el corto y medio radio similar a la nuestra y que no opera en vuelos de larga distancia no puede funcionar”, ha explicado el responsable de la aerolínea controlada por IAG.

“Para operar en Europa una línea sólo regional debe funcionar con los costes de Vueling o Ryanair. Además, las rutas con ayudas para alimentar tráficos internacionales no han funcionado habitualmente. En esta industria, ninguna ruta subsidiada se ha mantenido al retirarse la ayuda”, ha explicado en un desayuno organizado por el Foro Nueva Economía.

En el caso de Spanair, no se trata de ayudas a rutas concretas, sino de fondos para sostener a una aerolínea regional. Por eso, Vázquez considera adecuada la actitud de Bruselas a la hora de investigar esos fondos públicos recibidos por la empresa que preside Ferrán Soriano.

El futuro de Bankia en el grupo

Preguntado sobre el futuro de Bankia como accionista de referencia de la matriz de Iberia ante los retos de saneamiento que afronta el sector financiero en España, Vázquez considera que el grupo está perfectamente preparado para una eventual salida del banco que preside Rodrigo Rato. “Estamos encantados con la presencia de Bania, pero la sociedad puede continuar perfectamente sin su presencia. Bankia es un socio que aporta muchísimo valor a la sociedad y hasta este momento no manifestado voluntad alguna de abandonar IAG”, ha explicado el presidente.

Vázquez ha desarrollado gran parte de su carrera profesional dentro del grupo Caja Madrid, la principal entidad que conforma Bankia y que fue quien entró en el núcleo duro de Iberia cuando se llevó a cabo su proceso de privatización hace más de 10 años.

Mientras tanto, para poder competir en ese duro mercado regional Iberia continúa desarrollando los preparativos para lanzar su nueva filial de corto y medio radio, Iberia Express. Pese a las huelgas que están convocando los pilotos contra este proyecto, la empresa pretende operar el primer vuelo el próximo 25 de marzo. El objetivo de esta filial es rentabilizar ese segmento, mientras que la compañía tradicional se concentrará en los vuelos de largo radio.

Iberia admite que si el convenio actual con los pilotos no lo hubiera impedido, la actividad de corto y medio radio se hubiera desarrollado a través de Vueling, en vez de crear una nueva filial. Iberia es el primer accionista de la aerolínea con sede en Barcelona.

Respecto a nuevas adquisiciones, Vázquez admitió que IAG está abierta a "cualquier operación interesante" y que estudian "nuevos objetivos potenciales". La empresa está muy atenta a la privatización de la portuguesa TAP y por ello está a la espera de que el Gobierno del país inicie su proceso de venta.

Iberia reconoce también que volar a Pekín "está en el radar". Se trata de un destino en el que nunca ha aterrizado, y donde prevé hacerlo "lo antes que pueda". El proyecto apunta a una previsible colaboración con British Airways que se abordará cuando el ciclo económico y la reactivación de la demanda así lo permitan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad