La sede central del RACC, en Barcelona, cuenta con helipuerto medicalizado.

El RACC ofrece su sede central, equipada con helipuerto medicalizado

stop

Situado en la entrada sur de Barcelona y próximo al Hospital de Sant Joan de Déu, la sede central del RACC cuenta con 16.000 metros cuadrados útiles

24 de marzo de 2020 (17:42 CET)

El Real Automóvil club de Catalunya (RACC) ha puesto a disposición de la Administración su sede central para que disponga de las instalaciones en la lucha contra el Covid-19, si fuera necesario y ante una posible saturación de hospitales y centros de salud.

En Cataluña hay casi 6.000 casos confirmados de coronavirus, y más de 35.000 en toda España. La infección causada por el coronavirus SARS-CoV-2 ha provocado hasta el momento algo más de 2.300 fallecidos en todo el país, mientras 3.355 pacientes se han recuperado satisfactoriamente. 

Finalizada en 2006 y construida en dos fases con el objetivo de reunir en un mismo edificio todas las dependencias del Club, la sede central del RACC está situada en la entrada sur de Barcelona por la Avenida Diagonal, muy cerca del Hospital de Sant Joan de Déu y de las instalaciones deportivas del Campus de la Zona Universitaria y del Hotel Juan Carlos I.

En total la sede cuenta con 16.000 metros cuadrados útiles y está equipado con un helipuerto medicalizado. El Club ha puesto a disposición de la Generalitat de Catalunya la totalidad de estas instalaciones para que, si lo cree necesario, las utilice para hacer frente a posibles necesidades sanitarias o logísticas.

"En estos momentos de emergencia es más necesaria que nunca la solidaridad. En la medida de lo posible, todos debemos colaborar en lo que podamos y nos ha parecido que esta era una manera útil de hacerlo", ha dicho Josep Mateu, presidente del RACC

El RACC continúa prestando servicio a sus socios

El ofrecimiento de la sede no interfiere con la prestación de asistencia a los socios de la entidad, que da servicios y cobertura a más de 10 millones de personas incluyendo asistencia sanitaria urgente además de asistencia personal, familiar, mecánica y en el hogar.

Desde hace días, explican desde el RACC, el 100% de la plantilla de la entidad desarrolla su actividad desde su casa, por lo que actualmente la sede central tiene una ocupación muy baja. Sí se mantienen en sus puestos habituales los profesionales de asistencia mecánica o de asistencia en el hogar, como también el personal de mantenimiento y de seguridad de la sede central.

Gracias a esta combinación de teletrabajo y profesionales en activo la entidad continúa prestando sus servicios a sus socios y clientes, siempre siguiendo las indicaciones de las autoridades, tanto locales como de todos aquellos países en todo el mundo en los que opera para dar servicio a quienes estaban de viaje al iniciarse la crisis.