El Gobierno estudia prorrogar el estado de alarma ante la escalada de contagios

El Gobierno ya advierte a las comunidades que no relajen en extremo las restricciones ante un aumento considerable de los contagios en dos semanas.

El Gobierno estudia prorrogar el estado de alarma ante una escalada seria de contagios en dos semanas que nos podría llevar a la cuarta ola de coronavirus. Es lo que se baraja en Moncloa tras un tímido repunte de casos estos días que augura, según los expertos. Un pico que debería frenarse con las mismas restricciones que se han venido aplicando por las comunidades hasta el momento, como continuar con el toque de queda. Unas recomendaciones que llevan a aconsejar prorrogar el estado de alarma, para poder continuar aplicando las restricciones, al menos hasta principios del verano.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presidió este lunes el Comité de seguimiento del coronavirus donde Sanidad notificó 633 muertes y 16.471 nuevos contagios desde el jueves, mientras que la incidencia se ha mantenido estable en 128 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Unos datos muy alejados de los que esperaba el presidente, quien decidió prolongar el estado de alarma para conseguir llegar a los 25 casos por cada 100.000 habitantes.

Un repunte de contagios que en las comunidades no ha pasado desapercibido y así se lo comunicaron este lunes a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en el Consejo Interterritorial de Salud.

Según ha podido saber Economía Digital, los distintos territorios están dispuestos a mantener las restricciones de movilidad nocturna y el cierre de comercios acorde al toque de queda sin con ello rebajan de nuevo la tasa de contagios.

Para que las comunidades puedan seguir aplicando estas medidas, es necesario la prórroga del estado de alarma, que termina el próximo 9 de mayo. Un hecho que en Moncloa no descarta tras conocer el actual ritmo de vacunación por la falta de dosis disponibles. Aunque la UE ya se ha comprometido con los estados miembros a facilitar más vacunas disponibles a partir de julio.

“La cuarta ola justificaría la prolongación del estado de alarma”, señala un dirigente territorial a ED. Quien a su parecer, habría que intentar “todo” porque la incidencia se reduzca y aprovechar después para “poder salvar el turismo este verano, si la situación lo permite”.

La mayoría de territorios consideran un “alivio” el cierre perimetral acordado en el Consejo Interterritorial de cara a Semana Santa.

Sólo Madrid abrió este lunes pero volverá a acatar el cierre desde el próximo viernes 26 de marzo hasta el 9 de abril, acordado entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas para contener los contagios y evitar una cuarta ola, al igual que en el puente de San José en las regiones donde el 19 de marzo ha sido festivo.

La Organización Mundial de la salud (OMS) ya alertó la semana pasada del riesgo de un considerable aumento de casos en España. El principal reto que plantea la institución no es otro que el referente a la circulación de variantes del virus más contagiosas como, por ejemplo, la británica. “Controlar estas variantes puede suponer un desafío, por lo que se tienen que seguir realizando todos los esfuerzos posibles, especialmente de cara a la próxima Semana Santa”, indica la OMS.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, advirtió el jueves de “signos un poco preocupantes” en la evolución de la pandemia con cinco comunidades autónomas que se encuentran ya en un ascenso leve. En rueda de prensa, el epidemiólogo lamentó que la situación “está prácticamente estancada”, incluso con “un pequeño incremento de la ocupación hospitalaria en algunas zonas”.

“Hemos llegado a un valle en el que apenas descendemos. Tenemos algunos signos un poco preocupantes en algunas CCAA que se podrían extender a otros territorios”, señaló.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.