Tomás Olivó debutó con su socimi en el Mercado Alternativo Bursátil. EFE

El rey de los centros comerciales exprime el MAB

stop

Tomás Olivó sacó músculo en el debut de su socimi en el Mercado Alternativo Bursátil al cerrar la sesión con una subida del 26,58%

Barcelona, 05 de julio de 2017 (05:55 CET)

En 1978 Tomás Olivo trabajaba en la gasolinera de su pueblo. Cuarenta años después, debutó en bolsa por todo lo alto con la tercera mayor socimi de España. Al cierre de la sesión del martes, General de Galerías Comerciales (GGC) se apuntó una subida del 26,58% marcando un precio cercano a los 100 euros por acción. Por su parte, la capitalización bursátil ascendió a 2.600 millones de euros. 

Tras este logro, se reafirmó en el podio de las socimis españolas. El resultado le permite acercarse a su rival más directo, Colonial, con quien ya se codea tras alcanzar una capitalización similar. La principal diferencia con esta sociedad – y con el resto de socimis de España— es la composición de la compañía. 

La socimi que preside Juan José Brugera, con una cotización cercana a los 3.000 millones, está dirigida por el fondo soberano de Catar, el brazo inversor de la dinastía del país, así como del inversor mexicano Carlos Fernández. Mientras, GGC sostiene todo su patrimonio en el propio Olivo. De hecho, es propietario y consejero delegado.

General de Galerías Comerciales alcanzó una capitalización similar a la Colonial

Olivo ya anunció su salida a bolsa hace un año. No obstante, no ha sido hasta este martes cuando GGC dio el salto al parqué. Esta socimi es la trigésimo quinta sociedad inmobiliaria de inversión que se incorpora al MAB y la de mayor capitalización de este índice.

GGC se dedica, casi exclusivamente, al desarrollo de toda la cadena de valor relativa a los centros comerciales, que tiene como objetivo maximizar los ingresos a medio plazo y la rentabilidad de las inversiones de los activos inmobiliarios en cartera relacionados con ellos. En la actualidad, la cartera de la compañía está compuesta, entre otros, por seis establecimientos de este tipo.

La historia de Olivo

El promotor murciano empezó trabajando en sectores que poco o nada tenían que ver con el inmobiliario. Actualmente está afincado en Madrid, aunque pasó parte de su vida en Marbella. Allí fundó General de Galerías Comerciales en 1995, junto a sus hermanos Ramón Sandra RavichAmbos tenían una participación testimonial. Olivo posee hoy todo el capital social, excepto un 0,34%, en manos de 25 accionistas minoritarios, gran parte de ellos familiares suyos.

Olivo empezó trabajando en la gasolinera de su pueblo

Pero el empresario ha protagonizado también episodios polémicos durante la década pasada al estar imputado en la Operación Malaya. Asimismo también se las ha tenido con la Junta de Andalucía, condenada a indemnizarle con 157 millones por la paralización de las obras de uno de sus proyectos. Actualmente la administración andaluza ha recurrido esta sentencia. 

Esto es todo lo que pone en valor la socimi

El patrimonio de Olivo está construido a partir de seis centros comerciales en las provincias de Granada, Barcelona, Cádiz, Málaga y Almería, así como por terrenos urbanizables, rústicos, además de un edificio comercial y diversas viviendas, oficinas, locales, naves y garajes.

Su base de operaciones es el centro comercial La Cañada (Marbella), considerada la joya de su cartera inmobiliaria, con un valor de 675 millones. Una cifra a la que hay que sumar otros 25 millones en ingresos al año por los alquileres de sus tiendas. La socimi además no tiene deuda, dado que no ha recurrido hasta ahora a financiación bancaria para desarrollarse.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad