El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu y el Consejero Delegado, Jaime Guardiola, durante la primera Junta general de accionistas fuera de Cataluña, concretamente en Alicante. EFE

El Sabadell desagua 900 millones de su ladrillo

stop

Banc Sabadell vende la primera de las cuatro carteras de activos dudosos a la espera de contar con el visto bueno con el el Fondo de Garantía de Depósitos

Economía Digital

El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu y el Consejero Delegado, Jaime Guardiola, durante la primera Junta general de accionistas fuera de Cataluña, concretamente en Alicante. EFE

Barcelona, 03 de julio de 2018 (18:26 CET)

Banc Sabadell ha acordado la venta a Axactor de Galerna, una de las cuatro carteras en venta que tiene la entidad y con un valor bruto de 900 millones de euros. La operación, según ha informado el grupo inversor en un comunicado, se financiará con efectivo disponible y las líneas de crédito existentes. 

El cierre de la operación necesita el visto bueno del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), ya que dicha cartera está formado por inmuebles procedentes de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), y que asumirá el 80% de las pérdidas.

Axactor ha asegurado que la adquisición de esta cartera, aunque tiene un saldo pendiente elevado, le generará un "coste bajo" debido al tamaño y el perfil de las reclamaciones subyacentes.

Banc Sabadell cerró el pasado 27 de junio el plazo para que los fondos se presentaran 

El fondo, en declaraciones a Europa Press de los directores regionales en España, David Martín y Andrés López, ha afirmado que esta operación permite invertir en un activo del que "probablemente" las compras se vuelvan más comunes.

El banco catalán, que cerró definitivamente el pasado 27 de junio el plazo para que los diferentes aspirantes se presentaran, todavía tiene pendiente la venta de otras tres carteras de activos dudosos: Challenger, la mayor, con activos valorados en unos 5.000 millones de euros; Coliseum y Makalu, de unos 2.500 millones.

Banc Sabadell hace cuentas 

Según informaron fuentes financieras a Economía Digital, las carteras Challenger y Galerna son viviendas, y su venta la asesora Alantra, mientras que Coliseum y Makala son créditos, y la colocación la lleva KPMG.

Si se desconsolidan las cuatro carteras, la exposición inmobiliaria se situaría por debajo del umbral de los 10.000 millones de euros, por lo que, una vez se completen las transacciones, las cuentas del Sabadell presentarán un balance mucho más saneado.

La entidad contaba a 31 de marzo de este año con 14.923 millones de euros en activos problemáticos, el 17,6% menos que al cierre del mismo periodo de un año antes (18.112 millones de euros).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad