El sector del automóvil ‘sale de la UCI’

stop

Los vendedores celebran la bajada de los tipos por su repercusión en el sector

El ministro de Industria, José Manuel Soria

03 de mayo de 2013 (20:42 CET)

Tras siete meses en caída libre, el sector del automóvil ha conseguido revertir la situación en abril y crecer el 10,8% respecto al mismo periodo de 2012. Este incremento de las matriculaciones ha permitido mitigar ligeramente las pérdidas en un mercado castigado por la crisis.

El presidente de la asociación de importadores de automóviles, camiones, autobuses y motocicletas (Aniacam), Germán López, señala como principal motivo la prórroga del programa de incentivos de las ventas de coches impulsado por el Gobierno.

“Estos datos reafirman que el plan Pive 2 está cumpliendo las expectativas”. Además, la asociación recalca que está consiguiendo retirar de circulación vehículos más contaminantes y que suponen un riesgo para la seguridad vial.

Reservas realizadas


Aniacam constata que ya se han hecho más de 60.000 reservas. La cifra, conseguida en los tres meses que lleva vigente, representa un tercio del total de ventas previstas en el plan.

Por su parte, la asociación de fabricantes (Anfac) destaca que para lograr estos resultados, tanto marcas como concesionarios están realizando un esfuerzo continuo. En concreto, España es el país de la Unión Europea con los descuentos más elevados: la reducción media oscila entre los 4.000 y los 5.000 euros.

A ello se suma el papel de las financieras que facilitan la compra a los clientes a la vez que dan un respiro al canal de particulares. En concreto, este segmento del sector ha crecido el 26% durante el último mes.

Bajada de los tipos


Pero el sector pide más medidas para recuperarse de más de medio año de pérdidas. Un primer paso ha sido la reciente bajada de los tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo (BCE). El presidente de la asociación de vendedores (Ganvam), Juan Antonio Sánchez, celebra la decisión. Apunta que la medida facilitará las compras en el sector, ya que ocho de cada diez adquisiciones exigen financiación.

Pese a ello, Sánchez reclama más ayudas dirigidas a los clientes y especialmente, a las pymes. “A pesar de los datos de abril, no podemos lanzar las campanas la vuelo. Las previsiones de las 700.000 unidades para este año son el reflejo de un mercado deprimido”, afirma Sánchez.

Canal empresas


Por ello, el principal objetivo del sector es conseguir un mayor acceso al crédito. Aniacam destaca que la situación del canal empresas “es muy preocupante” porque acumula una caída del 24,1%. Y las previsiones no son buenas: la tendencia es que las pérdidas se mantengan en los próximos meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad