El sindicato del 15M acorrala a CCOO y UGT en las grandes empresas

stop

La agrupación Somos Sindicalistas, afín a Podemos y que promete eliminar los liberados sindicales, arrasa en Seguros Santa Lucía, después de imponerse en el fabricante BQ, el Ministerio de Economía y de quedar segundos en la Agencia Tributaria de Madrid

Paz Moreno y Miguel Ángel Lorenzo, representantes de Somos Sindicalistas.

Madrid , 10 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Así como Podemos ha hecho tambalear el bipartidismo en España, su sindicato afín, Somos Sindicalistas, está haciendo temblar a los privilegios de los dos grandes sindicatos, CCOO y UGT, en las grandes empresas españolas.  

Con sus consignas contra las subvenciones y los liberados sindicales, Somos Sindicalistas ha obtenido muy buenos resultados en casi todas las grandes compañías donde se ha presentado (BQ, Iberia, Unísono y Avis entre otras) y también ha sorprendido al ganar en el ministerio de Economía y de quedar segundos en la Agencia Tributaria del Ayuntamiento de Madrid.  

No cobrar por ERE  

Las propuestas de la agrupación emergente han logrado calar entre buena parte de las plantillas que han tenido elecciones sindicales en los últimos meses. "Estamos en contra de que un sindicato cobre dinero por ayudar a elaborar ERE en la empresa. Es una perversión del sistema. Los grandes sindicatos se están lucrando con el despido de los compañeros a quienes supuestamente tienen que defender", explica Miguel Ángel Lorenzo, portavoz de la agrupación en Madrid.  

Somos Sindicalistas ha asumido que no cobrará subvenciones de empresas ni administraciones, unos principios recogidos en sus estatutuos, porque entiende que estos pagos han sido utilizados por las empresas y las administraciones para comprar favores de los sindicatos.  

La carrera por la representación  

Los sindicalistas emergentes a raíz del 15-M critican la figura del liberado sindical, un tipo de trabajador que se ha beneficiado con tratos de favor de las empresas que permiten la colocación de familiares y amigos en puestos de trabajo.    

El sindicato, con una estructura similar a la CGT y con integrantes que han salido descontentos de CCOO y UGT, comenzó a presentarse en las elecciones sindicales en abril del año pasado. Desde entonces, no ha hecho más que ganar espacios.  

Las últimas elecciones sindicales de una gran empresa, celebradas hace tres semanas, dio un resultado aplastante a favor de Somos Sindicalistas. En Seguros Santa Lucía lograron 13 delegados frente a Comisiones Obreras, la segunda fuerza, que obtuvo apenas 4 delegados. No hubo ninguna otra opción sindical que lograse representación.  

Emergentes también en Cataluña  

La agrupación ha empatado con CCOO y otros dos sindicatos con tres representantes en el hospital Vall d'Hebron, en Barcelona, uno de los principales hospitales del país con 7.000 trabajadores. Fue un cuádruple empate en unas elecciones ganadas por UGT, en unos resultados muy repartidos donde también participaron Catac y Metges de Catalunya.  

"Comenzamos desde cero hace apenas un año y ganamos las elecciones en Avis, quedamos de segundos en Antex y obtuvimos representación en Caprabo Logística donde nunca ningún sindicato diferente a UGT o CCOO lo había logrado", explica Julián Roselló, portavoz del sindicato en Cataluña.

"Hemos tenido buena acogida de las empresas y los empresarios, pero una mala respuesta por parte de los sindicatos mayoritarios. Nos arrancas los carteles, coaccionan a los trabajadores y aseguran que eso de sindicalismo sin liberados sindicales en imposible", agrega el portavoz.  

Las elecciones que vienen  

Roselló explica que buena parte de los afiliados se sienten identificados en el ideario de Podemos y, como la formación de Pablo Iglesias en la política española, ellos también aspiran a generar una revolución en el mundo sindical.  

La compañía se queja de las trabas de la Generalitat a uno de sus estatutos que citaba una ley española (la administración catalana exigía citar solo leyes catalanas) les impidió presentarse en las elecciones de los Mossos d'Esquadra donde esperaban tener un buen resultado.   Por ahora, se enfocan en las próximas elecciones en la multinacional alemana Henkel y en la filial de Inditex, Massimo Dutti.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad