Elon Musk despidió a más de 3.000 empleados para que Tesla sea rentable.

El síndrome de Estocolmo de los ex empleados de Elon Musk

stop

Algunos de los miles de trabajadores despedidos por Elon Musk salen de Tesla con síntomas del síndrome de Estocolmo

Barcelona, 15 de junio de 2018 (12:57 CET)

Elon Musk es de los pocos jefes que pueden decir que algunos de sus trabajadores le rinden pleitesía incluso después de ser despedidos. Algunos de los 3.400 empleados de Tesla despedidos por Musk salieron de la empresa dando muestrar de padecer algo parecido al síndrome de Estocolmo.

Después de que el fundador y consejero delegado de Tesla anunciara la destitución del 9% de la plantilla –para que el fabricante de coches eléctricos pueda ser "rentable"– varios de los afectados expresaron su sentir en las redes sociales.

Lo curioso es que Musk consiguió que algunos de los ex trabajadores a los que despidió igual aplaudieran su decisión y salieran de la empresa con la cabeza bien alta y agradecidos por la oportunidad de trabajar en una de las compañías más renombradas del siglo XXI.

"Fue un honor estar a seis grados de Elon Musk", dijo uno de los despedidos de Tesla

"¡Gracias por la oportunidad, Elon! Céntrate en la misión. Yo siempre estaré orgullosa de decir que trabajé para Tesla", escribió una de las despedidas en un mensaje de Twitter. "Sólo quiero que sepáis que disfruté mucho trabajando para Tesla", escribió otro.

Kevin Troop, ex gestor comercial de la empresa, respondió a la noticia desde Twitter y dijo que "es lo correcto para la compañía". En su tuit, en respuesta a otro tuit de Musk, afirmó que "no me arrepiento de haberlo dado todo, y de alguna forma despedirme es mi última contribución".

Otro de los afectados por los ajustes en Tesla manifestó que no siente rencor por el despido. "Todavía tengo mi Model X y todavía soy un firme creyente (en la compañía). Fue un honor estar a seis grados de Elon Musk".

Críticas a la gestión de Musk

La reacción de estos ex trabajadores de Tesla revela que para muchos de ellos trabajar junto a Musk en uno de sus proyectos más famosos era algo más que un empleo para subsistir: era formar parte de una suerte de movimiento.

No obstante hubo quien sí criticó la decisión del empresario. Un ex empleado canceló su préstamo para comprar un coche Tesla tras recibir la noticia, y criticó que Musk inviertiera 25 millones de dólares en la compañía al mismo tiempo que despedía a miles de personas para mantenerla a flote.

Otro empleado que pidió no ser identificado contó a Business Insider que no sabía de los despidos hasta el día en que sucedieron. "¿Cómo si no tenemos suficiente personal deja marchar al 9% de los empleados? Me quedé boquiabierto", dijo.

Hemeroteca

Tesla Elon Musk
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad