Foster’s cambia su esquema de franquicia tras el varapalo judicial. En la imagen, un local de Foster's.

El Supremo acredita que Foster’s vende franquicias con datos falsos

stop

El Tribunal Supremo ratifica que la cadena Foster’s Hollywood miente de forma intencionada para vender tiendas a franquiciados

02 de agosto de 2018 (04:55 CET)

La cadena de hamburgueserías Foster’s Hollywood engaña de forma deliberada a sus posibles franquiciados, según avala una reciente sentencia del Tribunal Supremo que da la razón a dos exfranquiciados de la marca que terminaron arruinados.  

La cadena Foster’s Hollywood, con unos 400 restaurantes en toda España, ha perdido todas sus pretensiones al querer al querer cobrar más de 250.000 euros en conceptos de royalties atrasados a dos franquiciados de Ávila quebrados por la mala marcha del negocio. 

El Supremo ha ratificado las sentencias del tribunal de primera instancia y de la Audiencia Provincial que condenaron a la compañía por entregar información falsa a los franquiciados. Los tribunales también consideran que, al no cumplir con sus deberes exigidos en la ley del comercio minorista, Foster’s Hollywood tampoco puede obligar a los franquiciados a cumplir los suyos.

Foster’s Hollywood demandó a dos hermanos de Ávila que arrastraban un negocio ruinoso desde hace más de cinco años por el impago de cánones royalties y penalizaciones de incumplimiento de las cláusulas.

Los hermanos explican que desde un primer momento el negocio no iba tan bien como esperaban y comenzaron a contactar con una asociación de franquiciados para exigir mejoras en las condiciones comerciales. Al contactar con la asociación y exigir mejoras en las condiciones, fueron demandados por la compañía.

Información “intencionalmente alterada”

Tanto el tribunal de primera instancia como la Audiencia Provincial de Ávila dieron la razón a los franquiciados frente a las exigencias de la cadena de hamburguesas que consideraron desproporcionadas y abusivas. La Audiencia Provincial publicó una dura sentencia contra Foster’s Hollywood que acredita su ánimo de engaño consciente y abierto a los franquiciados.

"La franquiciadora incumplió el deber de información precontractual, ya que la información recibida era inveraz e intencionadamente alterada en cuanto a volumen de ventas, la previsión de beneficios a obtener y los plazos de amortización de la inversión realizada", explicó el juez de la Audiencia Provincial en su sentencia, ahora avalada por el Supremo.

Plan de negocio de Foster's: una hoja de Excel

La cadena de hamburguesas y costillas a la parrilla sólo había elaborado una hoja de Excel en la que aseguraba que el local tendría 36.000 comensales al año en Ávila. Pero el dato no estaba sustentado en encuestas ni en ningún tipo de estudio elaborado en la localidad.

El franquiciado explica que la cadena sólo buscaba vender la tienda, la obra y todo el equipamiento al mayor precio posible porque ganaba comisiones en todo lo que compraba el franquiciado. Por ello, obligó al emprendedor a comprar cocinas y freidoras de última generación.

“Quedé arruinado. Perdí 480.000 euros en un restaurante en Ávila. Me decidí porque, en el papel, las cifras prometían un buen negocio. Pero toda la información era falsa. Se exageraban los márgenes y se minusvaloraban los gastos. No habían hecho ni siquiera un estudio real del mercado. Sólo querían vender su local a toda costa porque todo el riesgo lo asume el franquiciado. Si ganas, ellos ganan. Si pierdes, ellos ganan. Entonces sólo quieren que abras pase lo que pase”, explica Joaquín Barberá, el franquiciado que acaba de vencer a la compañía.

La victoria judicial abre el camino a que decenas de franquiciados denuncien al entender que la empresa no les ha proporcionado la información necesaria para tomar una decisión adecuada. “La sentencia abre un camino, en términos de jurisprudencia, para que ello ocurra. Pero cada franquiciado deberá demostrar su caso particular”, explica el abogado Salvador Peña, del despacho Peña Ochoa y Granados Asociados, que ganó el litigio.

Este diario ha contactado con Alsea, la multinacional mexicana especializada en cadenas de comida rápida y que actualmente se encuentra en manos del grupo Zena pero ha declinado hacer comentarios. Foster’s Hollywood perdió las tres instancias judiciales hasta el Supremo, que consideró que su recurso “carece de fundamento” y que ni siquiera debió haber sido admitido a trámite. 

El Tribunal Supremo también ha condenado a la compañía a asumir todas las costas del juicio (que podrían ascender a unos 50.000 euros) en una sentencia firme y contra la que ya no cabe ningún tipo de apelación. Ahora, los franquiciados se preparan para una nueva fase. Valorarán, con esta sentencia, si presentarán una demanda contra Foster’s Hollywood para exigir la devolución del dinero perdido tras la firma de una franquicia basada en datos inventados. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad