El talento global afea a BCN la dificultad para crear nuevas empresas

stop

Los profesionales internacionales de alto nivel suspenden a la ciudad en el acceso a la financiación, la alta fiscalidad, los bajos salarios y el pobre nivel medio de inglés 

Panorámica de la ciudad de Barcelona, en el distrito de Sant Martí

en Barcelona, 18 de noviembre de 2015 (18:33 CET)

Barcelona es una buena ciudad para vivir, pero mala para abrir nuevas empresas. O al menos esto es lo que piensan los profesionales extranjeros de alto nivel que viven en la capital catalana, según un estudio elaborado por Barcelona Global, entidad privada enfocada en atraer talento internacional a la ciudad.

En concreto, los casi 700 perfiles encuestados suspenden a Barcelona en aspectos como el acceso a la financiación (3,3 puntos sobre 7), la carga impositiva (2,8), la burocracia asociada a licencias y permisos (3,4) y en la asistencia y apoyo a los emprendedores (3,6). Hay que tener en cuenta que el baremo utilizado sitúa en 4 el aprobado, en una escala que va desde la insatisfacción total (0) hasta la máxima aprobación (7).

Por su parte, la élite laboral no nativa da un suspenso rotundo al nivel de inglés de los funcionarios públicos, que sitúa en un decepcionante 2,3.

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/35/59/30/tabla-talento-global-interior-55930.jpg?t=1447867630

Dudas para invertir y emprender

En conjunto, los profesionales preguntados califican negativamente las características de Barcelona para invertir y crear una empresa, con unas notas de 3,8 y 3,7 respectivamente; aunque valoran con algo más de entusiasmo las facilidades para gestionar un negocio que ya está en marcha (4,4).

Otros de los puntos que desestimulan la atracción de talento internacional son la carga fiscal sobre el trabajador (puntuada con un 3,4) y los salarios (3,0). En cambio, una mayoría valora positivamente el equilibrio o "balance" entre vivir y trabajar en la ciudad (5,3).

Buen nivel de vida e infraestructuras

Las dudas que la capital catalana genera en cuanto a la creación de empresas se disipan si atendemos a los servicios públicos y al nivel de vida en la ciudad. Dentro de este análisis positivo, destaca especialmente el nivel de las infraestructuras que conectan a Barcelona con su entorno internacional (6 puntos).

De hecho, una mayoría de profesionales considera a la urbe como una ciudad global (5,3), donde destaca el nivel de las escuelas internacionales (5,5) y la calidad y cantidad de espacios públicos (5,4). Por estas razones, buena parte de los encuestados recomendarían a otros expatriados trasladarse a Barcelona para trabajar.

Otro de los aspectos a mejorar por las instituciones públicas y privadas barcelonesas, según este informe, es el proceso de acogida de profesionales internacionales: una mayoría destaca la escasa utilidad de los organismos dedicados a esta labor (2,4), al igual que el uso de internet y las redes sociales (3,4).

Recomendaciones

El estudio viene acompañado de una serie de recomendaciones para impulsar cuestiones como la cooperación entre entidades públicas y privadas para "conseguir una fiscalidad competitiva" que atraiga inversores y talento, un programa de apoyo para recibir a los profesionales extranjeros, convertir el inglés en lengua oficial de Barcelona y progresar en la creación de una escuela internacional "asequible y accesible para familias internacionales".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad