El vino español en peligro por la guerra entre China y la UE

stop

REPRESALIAS CHINAS

05 de junio de 2013 (13:15 CET)

La guerra comercial entre la Unión Europea y China ha estallado. La Comisión Europea ha cumplido sus advertencias y ha impuesto un gravamen provisional del 11,8% a los paneles solares fabricados en China, por considerar que se venden por debajo del precio de coste, lo que se conoce como una práctica de dumping. El comisario europeo de Comercio, Karel de Gucht, aseguró este fin de semana a Economía Digital, en las jornadas del Círculo de Economía en Sitges, que la amenaza se mantenía, pero que era necesario comprobar todo el dossier y que la decisión se tomaría esta semana. Y así ha sido.

El problema es que China ya dejó claro que no se iba a quedar con los brazos cruzados. Y también ha cumplido, creando una situación muy difícil entre la Unión Europea y el gigante asiático. El Gobierno chino ha asegurado que se ha encontrado con prácticas de dumping en el sector del vino, y que tomará medidas, con una subida de los aranceles, lo que puede perjudicar a un tercer país: España, que es el segundo exportador europeo de vino a China.

Aranceles del 47,6%

La Comisión Europea, a instancias de uns 20 empresas europeas, entre ellas la empresa alemana, SolarWorld, investigó el sector de los paneles solares, y la importación de productos chinos. Y ha decididó, finalmente, imponer un gravamen provisional del 11,8% a los paneles chinos. Pero si en el plazo de dos meses China no presenta medidas correctivas, el recargo aumentará al 47,6% a partir del 6 de agosto.

Ante eso, China se defiende. "Se ha decidido abrir una investigación antidumping”, tras recibir, según las autoridades chinas, quejas de productores domésticos que sostienen que el sector del vino procedente de la UE vende por debajo de coste, y se beneficia indebidamente de subsidios para entrar en el mercado chino. "Hemos detectado en los últimos años un rápido incremento de las importaciones de vino procedente de la UE", asegura el Ministerio de Comercio, que ha garantizado que la investigación se llevará a cabo estrictamente según la normativa".

La advertencia de Alemania

La paradoja es que Alemania se alió con China para presionar a la Comisión Europea para que no aumentara los aranceles a China, por la importación de paneles solares, a pesar de que fue una empresa alemana, SolarWorld, la que reclamó la investigación. El argumento del gobierno alemán fue que se podría entrar en una guerra comercial.

Y España podría ser una víctima colateral, Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), las empresas españolas destinaron a China 9,7 millones de litros en el primer trimestre de 2013. Esas ventas supusieron un valor de 178 millones de yuanes, unos 22,2 millones de euros.

España va por detrás de Francia, claramente el primer exportador de vino a China, con 36,5 millones de litros y 1.211 millones de yuanes en el primer trimestre de 2013. Fuera de la Unión Europea, se sitúa Chile y Australia, también por encima de España, y Francia mantiene la primera plaza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad