El volantazo de García-Durán de Vértice 360°

stop

La compañía ha sufrido varios cambios, con nombramientos y salidas del consejo

08 de septiembre de 2013 (21:07 CET)

Las aguas del sector de la producción audiovisual siguen en permanente agitación en España. Todos quieren estar lo mejor situados posible ante los grandes retos que se avecinan, como la definitiva externalización de las televisiones públicas y privadas, tanto a nivel técnico como de contenidos.

Una privatización de la que se habla mucho pero se avanza poco. Parecía hace un año, cuando entró en vigor la Ley de Comunicación Audiovisual modificada, que todo se iba a acelerar. Sobre el papel todo pintaba bien. Cesión total o parcial a terceros de la producción y edición de toda su programación, incluidos los informativos, y la puesta en marcha de otras fórmulas de gestión indirecta y otras medidas de colaboración público-privadas para las televisiones autonómicas.

Pero poco o nada se ha hecho, más allá de drásticos recortes de personal y gastos para dejar a las cadenas en una situación sin déficit para privatizarlas, pero también completamente descapitalizadas y sin recursos, lo que obligaría al potencial comprador a implementar unos costes difícilmente asumibles. Nadie quiere perder la posición y casi todos saben que las alianzas serán inevitables, pero los recelos son grandes y los juegos a múltiples bandas no hacen sino acrecentarlos. Y todo en medio de una crisis de los ingresos publicitarios que nadie sabe cuándo acabará.

Salidas en Vértice 

Mientras todo esto se deslinda, el juego soterrado de intereses no cesa, con trasvase de directivos y movimientos corporativos permanentes. Alguno de ellos inesperado, o no tanto, como la fulgurante salida de Ezentis y de Manuel García-Durán de Vértice 360° (V360) en el consejo del pasado viernes.

Sale García-Durán del consejo de Vértice y saca también del mismo a Ezentis --principal accionista de la productora con el 27,8% de su capital-- tras reducir la deuda a 19 millones, cerrar el acuerdo de venta al fondo estadounidense HIG Capital --controlado en España por Jaime Bergel-- de la filial Vértice 360 Servicios Audiovisuales (VSA) y dejar al frente de V360 a José Herrero Egaña López del Hierro –sobrino político de la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal– al que el propio García-Durán había situado en la vicepresidencia hace un año.

Estrategia  

Está por ver cómo García-Durán juega sus cartas a partir de ahora, con esa participación mayoritaria del 27,8% del capital que Ezentis tiene en V360. Si, ya fuera de foco, volverá a intentar un acercamiento con Mediapro, la productora presidida por Jaume Roures, como ya ocurriera el pasado verano, o si, por el contrario, se incide en la vía abierta con la toma de control por parte de HIG de la filial de servicios audiovisuales.

De lo que no cabe duda es de que los movimientos se van a suceder. Que el negocio está ahí, y que un regreso a la normalidad en términos publicitarios volverá, tarde o temprano, a mover una cifra de negocio en esas televisiones regionales altamente codiciable. Si no son los cerca de 330 millones logrados en 2007, si que estará muy por encima de los apenas 100 millones que se van a obtener en 2013.

Situación del mercado 

No hay más que ver ese acuerdo V360 con HIG o los 20 millones de euros que la empresa de capital riesgo N 1 endosó en Secuoya para posicionar en el mercado a Secuoya, la empresa presidida por Raúl Berdonés, para ver que existen expectativas de negocio.

Las que también tiene depositadas Mediapro, aunque, en el caso del grupo dirigido por el tándem Jaume Roures y Tatxo Benet, éste sea un nicho de negocio más.

Interesante, sin duda, pero mucho más reducido en términos contables que los reportados por otros frentes, es la explotación de los derechos televisivos deportivos o los derivados de la fusión entre Antena 3 y La Sexta, el nuevo escenario en el que va a tratar de aprovechar las sinergias al máximo y defender su cuota de mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad