España sutura la sangría de empresas en quiebra

stop

MERCANTIL

25 de junio de 2014 (21:48 CET)

Los juzgados mercantiles han experimentado en lo que va de año un descenso de nuevos concursos de acreedores. La tendencia supone un respiro para el tejido empresarial en España después de que en 2013 se registrase el máximo histórico de quiebras con 8.823 casos. El radar empresarial de la agencia de raiting Axesor sitúa la reducción en un 28%. 

Los datos muestran como en los cinco primeros meses de 2014 se iniciaron 2.998 procesos, 1.163 menos que en el mismo periodo de 2013. No obstante, el descenso de nuevas quiebras se empezó a registrar en noviembre, por lo que ya se acumulan siete meses de caída.

Razones

Los datos, aunque están lejos de ser positivos, muestran una ligera mejora en el tejido empresarial. El magistrado titular del mercantil número 3 de Barcelona, José María Seijo, explica que esta tendencia se debe a tres factores: la reforma de la ley concursal, la mejora de las perspectivas económicas, y al hecho que la crisis ya ha realizado el ajuste necesario en el mercado español.

Por su parte, Axesor aprueba estas afirmaciones aunque introduce varios matices. En el caso de la nueva ley mercantil, la firma entiende que aún es muy pronto para que se puedan valorar sus efectos aunque en ningún caso niega que ésta sea beneficiosa para las compañías.

Sector construcción y efecto base estadística

La agencia de calificación también profundiza en otro aspecto. El tejido empresarial ha tocado fondo, por lo que cada vez es más difícil que se destruyan nuevas empresas. Eso, según indican, se nota especialmente en el sector del ladrillo. Un tercio de los nuevos concursos suelen ser constructoras, promotoras o proveedores relacionados. La caída aquí es más abultada que la media: el 34,36%.

Axesor también señala un factor estadístico que enfría el optimismo. “2013 fue un año terrible. Ahora se vuelve a una normalidad dentro de la lógica de los años de crisis”, indican fuentes de la firma. De hecho, el número de procesos iniciados en lo que va de año se equiparan en una cifra similar a 2011.

El incremento de concurso de acreedores en la última década es exponencial. En 2007, se registraron 941 quiebras. Un año después, la cifra ya ascendió a 2.590. La tendencia ha ido al alza desde entonces. 2014 podría ser el año crítico que cambiase la dinámica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad