Los estibadores proponen un calendario de paros de 16 jornadas entre el 24 de mayo y el 10 de junio

El Gobierno vuelve a la carga con la reforma de la estiba

stop

Este domingo entra en vigor el nuevo real decreto-ley de la estiba, que es rechazado por los sindicatos

Economía Digital

Los estibadores proponen un calendario de paros de 16 jornadas entre el 24 de mayo y el 10 de junio

Barcelona, 13 de mayo de 2017 (18:55 CET)

Los estibadores presentaron un preaviso de huelga, para realizar un cese de actividades parciales durante cuatro jornadas de mayo y otras cuatro de junio. El motivo es la protesta por el nuevo Real Decreto-Ley de reforma del sector, aprobado ayer por el Gobierno. Las movilizaciones se llevarán a cabo el 24, 26, 29 y 31 de mayo, y el 2, 5, 7 y 9 de junio en los horarios impares.

Este domingo entrará en vigor el nuevo real decreto-ley por el que se liberaliza el sector de la estiba, que cumple con la sentencia condenatoria del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El anterior decreto-ley había sido rechazado por el Congreso el 16 de marzo, y el Gobierno espera que el nuevo documento logre el respaldo de los grupos parlamentarios el próximo jueves, en que se espera su convalidación.

Los sindicatos afirman que fueron engañados

Los sindicatos de estibadores rechazan "de manera absoluta y enérgica" el nuevo real decreto-ley y señalan que se sienten engañados por no haber sido consultados antes de su aprobación, lo que, según su criterio, "es justo lo contrario al compromiso que adquirió el Gobierno".

El nuevo decreto-ley recoge la derogación del artículo de la Ley de Puertos del Estado que excluía del servicio de manipulación de mercancías el embarque y desembarque de vehículos a motor sin matricular. Aunque esa tarea de facto la realizaban hasta ahora los estibadores, la desaparición de las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (sagep) lo hacía peligrar.

En concreto, hay pocos cambios en el nuevo texto propuesto por el Gobierno. Uno de ellos es la eliminación de la obligación de tener un título de formación profesional para trabajar como estibador. Actualmente, además de este certificado, a los aspirantes se les exige realizar un período de prácticas profesionales no laborales.

Otro cambio es la supresión de una excepciones que permitían a las empresas no pagar un recargo a la Seguridad Social por contratos menores de siete días. Con la nueva ley, este tipo de contrataciones deberían cotizar en los puertos como el resto de sectores.

Incertidumbre por las nuevas condiciones laborales

El punto más conflictivo es que no se establecen las nuevas condiciones de los trabajadores, sino que quedarán establecidas en un futuro Real Decreto. Los sindicatos critican que no se defina este punto, y consideran que no son tenidos en cuenta en la elaboración de la nueva normativa.

A lo sumo, el Gobierno adelantó que tomará en cuenta las recomendaciones del mediador en las negociaciones entre las patronales y los sindicatos. Estas sugerían que se reduzca un 10% el salario para los trabajadores incluidos en el convenio colectivo estatal que cobren más del 5% de tres veces el Salario Mínimo Interprofesional. También establece un sistema de prejubilaciones para los que estén a 60 meses o menos de la edad de jubilación. Quienes se acojan recibirán el 70% del salario de los seis meses anteriores a la baja voluntaria.

La transición entre el sistema actual y el liberalizado es una de las claves del Decreto Ley. En este aspecto, la propuesta del Gobierno es idéntica a la versión anterior rechazada por el Congreso, que establece un periodo de tres años desde su entrada en vigor.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad