María Helena de Felipe, presidenta de Fepime, vicepresidenta de Cepyme y de Foment del Treball. Fepime celebra su tercer congreso. /ED

Fepime pospone la elección de su núcleo duro (la culpa la tiene Abad)

stop

Antoni Abad continúa en la nueva junta directiva de Fepime, patronal vinculada a Foment del Treball, de donde le expulsaron en marzo pasado

Josep Maria Casas

Economía Digital

María Helena de Felipe, presidenta de Fepime, vicepresidenta de Cepyme y de Foment del Treball. Fepime celebra su tercer congreso. /ED

Barcelona, 04 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Foment del Treball expulsó en marzo pasado a Cecot como patronal asociada, pero el presidente de esta última, Antoni Abad, continuará en la junta directiva de Fepime, la patronal de la pequeña y mediana empresa vinculada a Foment del Treball.

Este jueves se ha proclamado a María Helena de Felipe como presidenta de Fepime por otro mandato de cuatro años. No han sido necesarias unas elecciones porque ha sido la única candidata que se ha presentado.

También se han proclamado 37 miembros de la junta directiva de Fepime sin necesidad de una votación. Sólo sería necesaria si se hubieran presentado más de cuarenta candidatos que son las plazas máximas para este órgano de gobierno patronal. Entre los miembros de la junta directiva que continúan se encuentra Antoni Abad, presidente de Cecot, o Maria Rosa Eritja, presidenta de Fecom, la federación de comerciantes de Lleida.

Fepime mantiene en su nueva junta directiva a Antoni Abad y Maria Rosa Eritja

Curiosamente, tanto Abad como Eritja ya eran vicepresidentes de Fepime y están inmersos en procesos judiciales: un exsocio de Abad le denunció en relación a la gestión de su grupo de academias, mientras que Eritja es una de las investigadas por la quiebra de la Confederació de Comerç de Catalunya que lideraba Miquel Àngel Fraile.

Fuentes patronales indican que De Felip​e ha pospuesto la designación de los seis vicepresidentes de Fepime hasta la reunión de la junta directiva de junio. Estas fuentes indican que la reelegida presidenta tiene una “patata caliente” en las manos, en referencia a Abad: por el peso de Cecot dentro de Fepime, merecería una vicepresidencia, pero mantenerlo como vicepresidente sería una “afrenta” hacia Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball.

A instancias de Gay de Montellà, Foment del Treball expulsó en marzo a Cecot, aunque está decisión aún debe ser ratificada en la próxima asamblea general de la primera patronal. Abad no acudió a la última junta directiva de Foment, aunque tampoco le habrían permitido la entrada. En cambio, si que estaba presente en la asamblea de Fepime de este jueves.

Foment y Cecot han mantenido un largo conflicto. La patronal de Gay de Montellà entiende que Abad actuó fuera de su ámbito territorial y que invadió sus competencias. Abad se postuló hace dos años para presidir Foment una vez que se vaya Gay de Montellà en las elecciones previstas para el próximo diciembre. La expulsión complica sus planes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad