Ficosa presentará el martes un ERE temporal que afecta a 600 trabajadores

stop

VIABILIDAD EN 2012

Xavier Pujol, Enric Vilamajó y Carles Sumarroca

11 de noviembre de 2011 (16:24 CET)

Los directivos de Ficosa han confirmado que el próximo martes presentarán oficialmente el ERE temporal para ajustar la producción de Viladecavalls. Sin esta medida, aseguran que la continuidad de la factoría está en entredicho. Afectará a los 600 trabajadores que están en las líneas de producción de Ficosa Electrónics durante 100 días. Como alternativa, este mismo viernes han abierto un plan de bajas incentivadas para 150 empleados. Se podrán adherir hasta el 29 de noviembre y, para salir del grupo, ofrecen 45 días por año trabajado.

“Es la única alternativa que nos han propuesto los sindicatos”, afirman fuentes de la dirección, presidida por Xavier Pujol. Aunque el punto de vista del comité de empresa es distinto, ya que afirman que el ERE aún se puede evitar con otras medidas. “Hay muchas cosas a negociar, y así lo haremos”, ha asegurado en declaraciones a Economía Digital el representante de CCOO, Ivan Ramos. Por este motivo mantienen abierto el proceso de diálogo que media el Departament de Treball. Eso sí, no se quedan de brazos cruzados y este sábado han convocado una manifestación en la plaça Sant Jaume de Barcelona para rechazar el ajuste de plantilla.

Desde el primer momento en el que se abrió la mediación de la Generalitat, los directivos de Ficosa han defendido que la regulación temporal es necesaria para garantizar la viabilidad del grupo a partir de 2012. Pero el comité de empresa se ha negado en rotundo a firmar ningún acuerdo que tenga en cuenta un expediente, a pesar de que sea temporal. Se escudan en los acuerdos a lo que llegaron para quedarse con los activos de Sony de Viladecavalls, ya que en ese documento se daba un margen de dos años para hacer ninguna regulación.

Y las negociaciones se han enrocado en este punto, a pesar de llegar a un acuerdo en materia de salarios. El comité de Ficosa Electrónics ha explicado que ven con buenos ojos la propuesta presentada en otras sociedades del grupo: un incremento del 3% más un variable del 1% ligado a la productividad global de la multinacional. 

Viabilidad en 2013

Por otra parte, los sindicatos hablan con preocupación de la realidad de las plantas de Ficosa a partir de 2013. En enero de ese año la dirección hará una radiografía de la productividad de factoría catalana y podrá presentar un ERE de extinción de empleo si está justificado, ya que no existirá ningún imperativo legal que lo impida. Tras presentar el plan de trabajo, una de las peticiones que realizaron en Treball, el comité calcula que sobran unas 400 personas en la fabrica de Viladecavalls, la inmensa mayoría de las líneas de producción.

“No nos podemos precipitar”, ha comentado Ramos, pero lo tienen en mente por lo que pueda pasar a finales de año. Otras voces dentro del mismo comité incluso temen un recorte de plantilla mayor.

Desde la dirección intentan calmar los ánimos. Cuando Sony retire los últimos restos de la producción que hace en Viladevacalls comentan que se derivará gente de Ficosa Electrónics a las nuevas áreas de negocio del grupo: Upprime Energy, la sociedad dedicada a proyectos de eficiencia energética que dirige Sergi Pastor; el proyecto de información telemática que ultiman; y la realización de baterías para vehículos eléctricos junto a Seat y Sanyo.

Nuevo centro de energías renovables en Rubí

Asimismo, han anunciado que en las próximas semanas cerrarán un proyecto para transformar una de las factorías que tienen en Rubí en una sociedad dedicada a las energías renovables. No han avanzado más detalles del proyecto, que está en su fase final, pero fuentes del grupo comentan que será una realidad en 2012.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad