El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. EFE/Emilio Naranjo

Florentino Pérez abre el Bernabéu a los fondos para pagar un Neymar

stop

El Real Madrid financiará el nuevo Santiago Bernabéu con una emisión de bonos para mantener el grifo de la banca abierto para los fichajes veraniegos

18 de febrero de 2019 (04:55 CET)

Los hombres de JP Morgan y Merrill Lynch se han colado en el palco del Santiago Bernabéu. Habituado a trabajar con la banca española, Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, dio un bandazo a la estrategia habitual y dio a las dos firmas estadounidenses el mandato de lograr la financiación necesaria para reformar el estadio; un cambio de paradigma que le permitirá mantener abierto el grifo de las entidades nacionales para el mercado de fichajes.

Fuentes financieras explican a Economía Digital que el club de fútbol recurrirá a estos inversores para no tensar los departamentos de riesgos de los bancos con los que mantiene una relación más fluida, como Caixabank y Bankia, de cara a la ambiciosa inversión prevista para el próximo verano. Se prevé que el Real Madrid quiera incorporar a algún futbolista de primer nivel como el brasileño Neymar o el francés Kylian Mbappé.

“Es un proceso en el que se lleva meses trabajando y no se cerrará hasta marzo”, señalan las fuentes. “En cambio, disponer de 50 millones de alguno de los bancos españoles es cosa de pocos días”, comparan. Sin embargo, si previamente ya prestaron varios centenares de millones para la reforma del nuevo estadio, el departamento de riesgo de la entidad puede poner problemas.

Las fuentes consultadas clarifican además que endeudarse a través de las dos firmas americanas no afecta excesivamente a los comités de riesgo a la hora de aprobar créditos, como ya se hizo en el fichaje de Cristiano Ronaldo en 2009. La emisión de deuda será de entre 400 millones de euros, según La Información, y 575 millones, según El Confidencial.

Fuentes conocedoras explican que la negociación la está llevando de primera mano el propio Florentino Pérez y no por el director financiero, Julio Esquerdeiro. “En los próximos días finalizarán las conversaciones” con JP Morgan y Merrill Linch, añaden, para que dichas entidades puedan cerrar la operación en marzo. "Dependerá de las ventanas de oportunidad del mercado", matizan.

Los inversores estadounidenses entienden mejor el deporte como negocio que los europeos

El también presidente de la constructora ACS abrazó a JP Morgan y Merrill Lynch por la arquitectura que diseñó de la operación: un interés del 2,5% a un plazo de 30 años. La banca acostumbra a trabajar con periodos más cortos de tiempo o mayores intereses, por lo que las condiciones ofrecidas eran inferiores a las aseguradas por ambas firmas.

El pacto a tres bandas parece cerrado, pero no está definido el origen inicial de las cantidades solicitadas por el Real Madrid. "La opción es una emisión de bonos entre inversores institucionales, pero no puede descartarse una parte de crédito bancario", diseccionan.

El conjunto blanco pudo haber recurrido al mercado europeo pero acudió a firmas estadounidenses debido a que en el país es más habitual que la construcción de estadios deportivos se financie a través de operaciones de este tipo. Por ejemplo: la propia JP Morgan anda inmersa en la financiación del nuevo estadio del equipo de fútbol americano Los Ángeles Rams.

De hecho, el FC Barcelona también cerró la semana pasada un crédito de 140 millones de euros con los fondos de inversión norteamericanos Pricoa Capital Group y Barings. "Entienden el deporte como una vía de inversión más", argumentaron para justificar la decisión.

Las claves del nuevo Santiago Bernabéu

En la última asamblea de socios, celebrada el pasado mes de septiembre, Florentino Pérez explicó las perspectivas que se abren con el nuevo Santiago Bernabéu. "Generará 150 millones de ingresos al año", prometió. Una cifra nada desdeñable frente a los 750 millones de facturación en los que la entidad cerró la temporada 2017/2018.

Si bien en un primer momento el Real Madrid llegó a un acuerdo con International Petroleum Investment Company (IPIC), la dueña de Cepsa, para patrocinar el estadio, el pacto con la petrolera de Abu Dabi se rompió, por lo que el club ya inició un arbitraje en la corte de París

Además, el pasado viernes se abrió el proceso de puja para hacerse con las obras del recinto. Según Europa Press, Acciona, Ferrovial, FCC y el grupo San José ya presentaron sus respectivas ofertas técnicas y económicas para un proyecto que incluirá una cubierta retráctil para la totalidad del aforo y una nueva fachada.

Hemeroteca

Florentino Pérez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad