Florentino Pérez e Isidro Fainé, viejos socios y amigos, con Francisco González. EFE

Florentino Pérez es el caballero blanco de Isidro Fainé

stop

La ACS de Florentino Pérez anuncia su interés por Abertis, lo que dispara las opciones de La Caixa y de Fainé de hacer caja

Barcelona, 22 de julio de 2017 (05:55 CET)

Florentino Pérez vuelve a moverse. Amaga con sacar la chequera, aunque esta vez no para fichar a un crack para su Real Madrid, sino para comprar al caramelito de la bolsa española, Abertis. Sus intenciones, sin embargo, no son claras, y dejan dudas sobre si va en serio o está echando un capote a Isidro Fainé y La Caixa, con quien las relaciones son buenas. Como en toda buena opa, siempre hay un caballero blanco, y nunca mejor dicho.

ACS, grupo de construcción y servicios presidido por Florentino Pérez, anunció este jueves que estudia presentar una contraopa por Abertis. La concesionaria controlada en un 22,25% por La Caixa tiene encima una opa del grupo italiano Atlantia a 16,50 euros por acción, que valora a la compañía en 16.340 millones de euros. Fainé quiere más y el mercado entiende que tiene razón. Aena admitió haber estudiado la operación, aunque la descartó por motivos políticos, pero ACS no tiene estas cortapisas.

Algunos analistas aseguran que la operación con ACS tendría sentido: ACS fue fundadora de Abertis y llegó a tener el 25%, ya intentó una concentración con Autostrade –la actual Atlantia– en 2006, que fue frustrada por el gobierno italiano, y crearían un gran grupo muy rentable. Abertis “opera muchos activos de perfil vaca lechera”, argumenta Bankinter. Es decir, que están en fase de generar grandes beneficios. Eso hace Abertis atractiva para grandes fondos que, con los tipos bajos, buscan rentabilidad en otras inversiones.

Los mercados castigan el interés de ACS en Abertis con una caída del 6,35% en bolsa

Pero la operación también genera dudas. Para empezar, los mercados han considerado que no era un buen negocio para ACS, que cayó el 6,35% en el IBEX este viernes, tras reconocer el interés por Abertis. La concesionaria subió ligeramente, superando los 16,50 ofrecidos por Atlantia. Ahora la presunta comprada vale 6.000 millones más que la posible compradora: Abertis capitaliza 16.500 millones, por 10.500 millones de ACS.

Por tanto, el esfuerzo que tendría que hacer sería importante. La constructora de Florentino Pérez tiene capacidad de endeudamiento, su pasivo neto es inferior a su ebitda, pero se da por hecho que podría necesitar un socio. Varios fondos están mirando Abertis y si encuentran un socio industrial como ACS, podrían dar el paso. La constructora espera a encontrar el socio financiero para terminar de decidirse.

Las verdaderas intenciones de Florentino Pérez

Sin embargo, lo que genera más dudas no es la operación en si –si hay dinero y voluntad, ¿por qué no?– sino su impulsor. Florentino Pérez estaba en Abertis y fue perdiendo interés, hasta salir en 2012. ¿Querría volver a entrar? Quizá sí como negocio, es decir, para venderla, entera o por filiales, después, pero no con voluntad de control a largo plazo, como La Caixa. Cellnex o Hispasat ya tienen novios.

Lo que está claro es que Pérez actúa de caballo blanco. Ya se verá con qué intenciones. Si Fainé quiere que suba el precio, nada mejor que una puja. El mero anuncio de interés, sin precio encima de la mesa y sin que el asunto ni siquiera haya pasado por el consejo de administración, ya hace subir el precio. Y varias fuentes apuntan que si lo que quiere es pujar, no le interesa anunciarlo antes incluso de haberlo debatido internamente, porque lo que hace es hinchar el precio.

Florentino es el caballero blanco de Fainé, pero ¿quiere Abertis o sólo quiere animar la puja?

Por tanto, podría estar actuando para animar la acción y el precio, algo que en La Caixa le agradecerán. Otra opción es que termine pujando presionado por el Gobierno, que no ha podido lanzar a Aena sobre Abertis porque habría perdido el control de los aeropuertos, para mantener la españolidad de la concesionaria. En ese caso, sería a cambio de algo. Siempre es a cambio de algo.

Lo que también se palpa es que Florentino tiene ganas de moverse. Se peleó hasta el último round por el control de Iberdrola y fracasó. No tiene muchos fracasos en su historial, y se ha sabido reponer. Ha puesto orden en ACS, convertido tras la crisis en un grupo grande, internacionalizado, con Hochtief como joya de la corona. Con la casa ordenada, puede volver a salir.

Hemeroteca

Abertis (IBEX: ABE)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad