Florentino también quiere hacer caja con Yoigo y lo que le queda de Iberdrola

stop

ACS pone la venta sus participaciones en ambas compañías para terminar el año con una deuda de 'sólo' 4.000 millones

Florentino Pérez, presidente de ACS

15 de diciembre de 2013 (18:15 CET)

ACS necesita capital y ha iniciado un proceso de desinversión muy agresivo. Las últimas participaciones que la compañía presidida por Florentino Pérez ha puesto a la venta son las de Yoigo e Iberdrola. La constructora controlaba el 17% de la operadora y aún le quedaba un 5% del grupo energético. Esta última, de forma indirecta a través de derivados equity swaps por valor de unos 1.000 millones.

El objetivo de Florentino es recortar las deudas de ACS, que llegaban a los 5.297 millones en septiembre. Espera una inyección de 4.700 millones de euros en desprenderse de activos no estratégicos.

En esta lista, que poco a poco se va concretando, el empresario incluye desde sociedades que controla Hochtief (prevé ingresar 1.400 millones con la división inmobiliaria tras la venta de sus aeropuertos) a concesiones de autopistas, valoradas en 1.200 millones; instalaciones de energía renovable y otras participaciones que no tienen ninguna vinculación con la construcción.

Clece, servicios de limpieza

Los inversores esperan que en las próximas semanas ACS anuncie que se desprende de sus últimos títulos en el grupo de limpieza Clece. El año pasado ya vendió un paquete correspondiente al 23,5% del capital social de la compañía a Mercapital.

De hecho, la firma de capital riesgo tiene en su poder una opción de compra por el porcentaje restante. Florentino Pérez espera conseguir 500 millones entre esta venta y la de otras sociedades en las que la constructora está vinculada sólo accionarialmente.

Previsión de fin de año

ACS intensifica sus desinversiones las últimas semanas del año. Ha previsto en su plan de negocio vigente terminar 2013 con un pasivo inferior a los 4.000 millones de euros. Esta cifra implica una inyección de capital de 1.297 millones de euros en el último trimestre del ejercicio.

Confía que el mayor flujo de caja y la contención de la inversión completen los esfuerzos realizados con la venta de activos para conseguir el objetivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad