Josep Sánchez Llibre en su discurso como nuevo presidente de la histórica patronal catalana Foment del Treball. /EFE/TONI ALBIR

Foment recurre a Alberich para su nuevo think tank

stop

El nuevo think tank de la patronal de Josep Sánchez Llibre se replanteará los excesos del capitalismo que le han llevado al descrédito actual

Josep Maria Casas

Economía Digital

Josep Sánchez Llibre en su discurso como nuevo presidente de la histórica patronal catalana Foment del Treball. /EFE/TONI ALBIR

Barcelona, 20 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

Foment del Treball ha recurrido a Jordi Alberich para que diseñe su futuro think tank. Alberich dejó en julio pasado la dirección general del Círculo de Economía después de ejercer esta responsabilidad durante veinte años (1998-2018).

Josep Sánchez Llibre le encargó que proyecte el laboratorio de ideas de la patronal catalana. Se le considera su “ideólogo”.

Alberich avanza que, a diferencia de la mayoría de think tanks, que están al servicio de una determinada idea, este será “muy abierto”. Subraya que no actuará como lobby.

Desde Foment se señala que este laboratorio debe “dibujar” cómo será Cataluña en el horizonte del año 2030. Detectar desde que nuevas actividades empresariales se pondrán en marcha hasta como se avanza en la igualdad.

Alberich añade que también deberá pensar como debe ser “un capitalismo sostenible para que no genere rechazo” o el papel de la empresa en el futuro.

Este think tank será la pieza angular del nuevo proyecto de Sánchez Llibre. Dos semanas después de su proclamación como presidente, sigue con la reorganización de la patronal. Precisamente, esta reorganización ha liquidado la fundación que proyectó su antecesor, Joaquim Gay de Montellà.

Entierran la fundación

Foment ha abortado la fundación de Gay de Montellà. El pasado julio constituyó su patronato. Este era el requisito indispensable para darla de alta en los registros de fundaciones de la Generalitat y del Gobierno de España.

El patronato estaba presidido provisionalmente por Alfonso Vilá Recolons, que sigue en el nuevo comité ejecutivo y en la nueva junta directiva de Foment por su condición de presidente de la Confederación Empresarial de Barcelona.

En el patronato también estaban, entre otros, el mismo Gay de Montellà, Helena de Felipe (Fepime), Joaquim Folch (Titán) o Núria Vilanova. Su secretario era Joan Pujol, que precisamente abandonó hace unos días la secretaria general de Foment después de 35 años en el cargo.

Gay de Montellà propuso en junio que Joan Rosell liderase esta fundación una vez que, este miércoles, deje la presidencia de la CEOE. Rosell nunca mostró interés. En realidad, la fundación ha muerto antes de iniciar su actividad.

Fuentes de la junta directiva de la patronal ya anunciaron cuando se constituyó hace cinco meses que no tenía “utilidad” y que pasaría al olvido cuando el nuevo presidente asumiera el cargo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad