Grifols compra por 1.750 millones la unidad de diagnóstico de Hologic 

stop

La multinacional catalana emprende la segunda mayor operación corporativa de su historia para hacerse grande en Estados Unidos

Barcelona, 14 de diciembre de 2016 (23:12 CET)

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols ha llegado a un acuerdo para adquirir la unidad de diagnóstico transfusional de la compañía estadounidense Hologic por un total de 1.750 millones de euros.

Con esta operación, anunciada en la noche del miércoles a la CNMV, Grifols da un paso más para reforzar su división de diagnóstico, que ya potenció en noviembre de 2013 al anunciar la compra de la unidad de diagnóstico de Novartis por unos 1.240 millones de euros.

La operación, anunciada al cierre de la bolsa española y del Nasdaq estadounidense donde también cotiza Grifols, supone la segunda mayor operación de esta multinacional desde que salió a bolsa, en 2006, después la adquisición de su competidora Talecris.

Activos y licencias

El acuerdo con Hologic implica que Grifols se hará con las actividades relacionadas con la investigación, desarrollo y producción de reactivos e instrumentación basados en tecnología NAT, que permiten detectar la presencia de agentes infecciosos en las donaciones de sangre y plasma, ha aclarado Grifols en un comunicado.

Entre los activos adquiridos está la fábrica de producción de esta compañía en San Diego (EE.UU.) y los derechos de desarrollo, licencias sobre pacientes y acceso a los fabricantes de producto.

Grifols es el tercer productor mundial de medicamentos biológicos derivados del plasma, y tiene tres divisiones de negocio, entre las que destaca la denominada Bioscience, la relacionada con la fabricación y comercialización de medicamentos derivados del plasma, que aporta casi el 80% de los ingresos.

La segunda división en tamaño es la llamada Diagnostic, que se dedica a la fabricación y desarrollo de aparatos, instrumentación y reactivos para la medicina transfusional como son los test de tipaje sanguíneo o los de compatibilidad entre donante y paciente previos a una transfusión, un negocio que aporta en torno al 16% de los ingresos.

Aumento de la rentabilidad

El acuerdo con Hologic no aportará más ingresos a Grifols porque ya comercializaba desde 2014 estos productos, pero sí aumentará la rentabilidad de su división de diagnóstico al incrementar el margen Ebitda al 40%, aclara la multinacional, que también resalta que el margen Ebitda del conjunto del grupo aumentará en 350 puntos básicos.

En este punto, Grifols asegura que el beneficio bruto de explotación o Ebitda de la unidad de diagnóstico transfusional de Hologic, que "presenta altos márgenes y elevados flujos de caja", es superior a los 160 millones de dólares.

En la nota, Grifols ha avanzado que financiará la adquisición con un préstamo de 1.700 millones de dólares pactado con Nomura y con tesorería existente en el balance de la compañía, y ha querido dejar claro que el acuerdo no implicará "restricciones financieras" en su política de dividendos o respecto a las inversiones.

Mayor endeudamiento

Con todo, Grifols ha admitido que su ratio de deuda financiera neta se elevará de las 3,3 a las 4,3 veces sobre Ebitda, aunque la multinacional "está comprometida a reducir rápidamente sus niveles de endeudamiento", y como prueba de ello apela a su trayectoria histórica.

Grifols prevé que la operación, por la cual la empresa catalana reforzará aún más su vinculación con EE.UU. e incorporará a 175 personas, se cierre en el primer trimestre de 2017.

En la nota, el presidente de Grifols, Víctor Grífols, ha destacado que se trata de la "última adquisición" que anuncia como consejero delegado, y resalta que la operación es fruto del "trabajo conjunto" de sus sucesores en este cargo a partir de 2017, su hijo Víctor Grífols Deu, representante de la cuarta generación de la familia propietaria, y Raimon Grífols Roura, su hermano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad