Imagen de los exteriores de WerfenLife, empresa que pertenece a Francesc Rubiralta. ED/Archivo

Uno de los Rubiralta sí gana dinero

stop

WerfenLife, propiedad de Jordi Rubiralta, gana 139 millones mientras que su familiar Francesc, propietario de Celsa, renegocia su deuda con la banca

Barcelona, 30 de marzo de 2017 (18:19 CET)

Llegan los éxitos empresariales para la familia Rubiralta. WerfenLife cerró 2016 con unas ventas de 1.193 millones de euros, un aumento del 1,5% respecto al año anterior, y con beneficios. Este resultado contrasta con los cosechados por Celsa, la empresa siderúrgica en manos de su otro familiar Francesc Rubiralta.

WerfenLife está compuesta por dos compañías. La primera, la empresa especializada en diagnóstico in vitro, que representa el 84% de la facturación de WerfenLife. El 16% restante corresponde a Medical Devices, su otra firma.

Su resultado operativo ascendió a 194 millones de euros, lo que supone una mejora del 3,2%. Con todo, el beneficio neto fue de 139 millones de euros; cifras muy similares al ejercicio anterior. Por su parte, el resultado de explotación arroja una mejora del 5,5% y alcanza los 268 millones de euros en 2016.

Resultados WerfenLife: Los dos miembros de la familia Rubiralta son la cara y cruz. Uno gana 1.193 millones; el otro negocia su deuda con los bancos

La noticia contrasta con la situación que vive Francesc en Celsa. La siderúrgica catalana no pasa por su mejor momento. De hecho, ha tenido que reabrir las negociaciones con la banca para refinanciar su alta deuda, de 2.700 millones de euros, y rehacer su plan estratéjico con el objetivo de volver a ganar dinero y reducir su deuda en 800 millones en cuatro años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad