Huelga sorpresa en Ficosa

stop

CONFLICTO LABORAL

08 de marzo de 2012 (13:35 CET)

Casi el 75% de los empleados de Ficosa han decidido este jueves por la mañana de forma espontánea abandonar sus puestos de trabajo en el centro de Viladecavalls (Barcelona). Se han reunido en el comedor de la compañía y esperan que el director de recursos humanos, Luís Cano, les entregue el plan de viabilidad del grupo que reclaman desde hace 15 meses y una garantía de que mantendrán los casi 1.700 puestos de trabajo que hay en la factoría del Vallès Occidental.

“La gente está enfadada, cansada y muy preocupada”, reconoce el portavoz de CCOO en Ficosa, Iván Ramos. Los distintos comités de empresa que hay en el centro productivo, donde conviven varias sociedades, aseguran que la huelga ha sido sorpresa. “Nosotros hemos convocado una manifestación este sábado a las once de la mañana. Saldremos de la puerta de la fábrica y cortaremos la C58”, explica el sindicalista. Eso sí, apoyan la iniciativa de los trabajadores.

La dirección de Ficosa, encabezada por la familia Pujol, ha presentado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectará a 1.500 personas. Han iniciado las negociaciones en cinco mesas de diálogo distintas con los sindicatos, pero los representantes de los trabajadores denuncian su inmovilidad en las reuniones. “El abogado de la dirección incluso nos ha dicho que les es más rentable presentar el expediente que buscar alternativas”, reconoce Ramos.

Adquisición de Sony

Con la carga de trabajo actual en Ficosa hay un excedente de mano de obra. Pero en los comités de empresa se niegan a aceptar despidos o rebajas en las jornadas laborales. Exigen a los Pujol que cumplan con el pacto al que llegaron con Sony y la Generalitat en 2010 para quedarse con los activos del grupo japonés, los trabajadores y las instalaciones de Viladecavalls.

Entonces, aseguraron que tenían empleo para toda la plantilla de Sony, que se integró en la sociedad Ficosa Electronics. “Lo que no puede ser es que lo contaran a costa de la plantilla que ya tenían”, reivindica el portavoz de UGT en la factoría, Jordi Carmona. Reclama lo mismo que el resto de empleados del grupo: trabajo para todos. “Así la firmaron”, sentencía.

Además del conflicto laboral en Viladecavalls, la propiedad de Ficosa ha llevado a los Pujol a lidiar en los tribunales con sus primos hermanos, los Tarragó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad