Tatxo Benet y Jaume Roures, fundadores y máximos accionistas de Mediapro / EFE

Imagina se ordena antes de la venta

stop

Roures y Benet simplifican la estructura del grupo mientras sus accionistas estudian diez ofertas por la mayoría de la productora

Barcelona, 26 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

El grupo audiovisual Imagina, más conocido como Mediapro, puede cambiar de manos en los próximos meses. Tiene diez ofertas sobre la mesa para comprar un paquete mayoritario, lo que podría suponer la pérdida de control por parte de sus fundadores y mayores accionistas, Jaume Roures y Tatxo Benet. Mientras este proceso avanza, el grupo va simplificando su compleja estructura.  

Mediaproduccion, una de las principales sociedades del grupo Imagina, ha absorbido recientemente varias sociedades, como Mediapro Contenidos, Mediapro Audiovisual e Imagina International Sales, según ha comunicado al Registro Mercantil en los últimos días.  

Hace unas semanas, comunicó también la absorción de Grupo Globo Media, después de la salida del grupo de sus fundadores, entre los que se encontraba Emilio Aragón. Con esta operación, integró también filiales como Globo Media Digital y Globo Media Editorial Musical.  
Una estructura excesiva  

Fuentes del grupo presidido por Josep Maria (Tatxo) Benet explicaron que llevan años simplificando su estructura. Hace ahora un año, también Mediaproduccion absorbió otras dos filiales, pero lo cierto es que este tipo de operaciones se han acelerado en los últimos meses, según las comunicaciones de Mediapro al Registro.  

El motivo de estas operaciones es simplificar una estructura societaria excesiva. El grupo nació creando empresas para cada nuevo proyecto y terminó teniendo demasiadas sociedades, admitieron fuentes del grupo. Por ello, está optando por fusionar sociedades que hacen lo mismo y porque las principales empresas del grupo absorban algunas de sus filiales.  

Mediapro (Imagina) es un gigante audiovisual con una estructura empresarial más que compleja. En las cuentas de 2015, consolidó unas 125 sociedades, la mayoría de las cuales colgaban de dos: Mediaproduccion y Grupo Gobo Media, que ahora mismo son la misma. El grupo cerró el año pasado con un volumen de negocio de 1.480 millones y unos beneficios de 141,5 millones.  

Diez ofertas sobre la mesa  

Con estas cifras como credenciales, y la simplificación societaria, Imagina levanta interés en el mercado. A raíz de la intención del empresario Juan Abelló, segundo accionista de Imagina con el 23%, de vender, varios grupos se han interesado por la compañía, y la valoran en entre 2.000 y 2.500 millones de euros.  

Hasta diez grupos de inversores han presentado ofertas por la mayoría de la compañía, según informó Reuters. Entre ellos se encuentran Vivendi, Alibaba, Wanda, Liberty Media y los fondos Advent y Citic Private Equity Funds.  

No obstante, Lazard y Citigroup, que están asesorando en la venta, están buscando un comprador para el 51%, por lo que con la salida de Abelló no habría suficiente. Los tres fundadores de Mediapro (Jaume Roures, Tatxo Benet y Gerard Romy) tienen un 35%,  el gigante de la publicidad WPP, un 23%, y Televisa un 19%.  

¿Quién venderá?  

El único que ha mostrado abiertamente su intención de vender su 23% es Abelló. Según Reuters, los tres fundadores podrían desprenderse de un 2% cada uno (por tanto un 6%), si hay una buena oferta, con lo que su participación bajaría al 29%. Y algo similar podrían hacer el resto si la valoración llega a los 2.500 millones.  

La clave será hasta dónde lleguen las ofertas y si Televisa y WPP están dispuestos a desinvertir total o parcialmente. El grupo mexicano parece más dispuesto a hacerlo que el británico, que por ahora se muestra reacio.  

El grupo Imagina se creó en 2006 fruto de la fusión de Mediapro y Globomedia, aunque los fundadores de esta segunda compañía salieron de Imagina el año pasado. El grupo produce televisión, cine y publicidad y tiene sedes en unos 20 países.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad