Inditex acaricia su récord de ventas en España con 36 tiendas menos

stop

La compañía eleva un 5% su facturación en su mercado natural pese a reducir la presencia de todas sus cadenas excepto Zara

Pablo Isla, presidente de Inditex

en A Coruña, 29 de marzo de 2015 (23:02 CET)

El crecimiento "sólido" en España del que habló Pablo Isla en la presentación de resultados de Inditex, ha llevado a la compañía a situarse muy cerca de su récord de ventas en su mercado natural, donde llegó a acumular tres ejercicios a la baja. En 2007, tocó techo, con 3.746 millones antes de retroceder los tres años siguientes, coincidiendo con la llegada de la crisis económica. En 2011 llegó el récord, que quedó situado en los 3.754 millones.

Con los síntomas de recuperación todavía débiles en su mercado natural, Inditex ha vuelto a superar los 3.700 millones en el ejercicio cerrado en enero de 2015. El repunte del 5%, elevó la facturación hasta los 3.706 millones, a pesar de que un año antes contaba con 36 puntos de venta más de los que tiene actualmente. El número de tiendas, que crece a buen ritmo a lo largo del planeta, se redujo en España hasta los 1.822 establecimientos. En enero de 2013 tenía 1.858.

Ninguna suma establecimientos

Todas las cadenas de Inditex han reducido su presencia en el mercado español, a excepción de Zara, que mantiene inalterable los mismos 323 puntos de venta que tenía hace un año. Es, como sucede habitualmente, la enseña más extendida por el territorio.

En cuanto a las caídas, destacan la reducción de Pull&Bear, 6 tiendas menos; Massimo Dutti, con 11 menos; y, también con 11 establecimientos menos, Bershka. En el resto de marcas la reducción de tiendas fue escasamente significativa. Ninguna elevó su presencia en España.

Inditex crece más rápido fuera que en casa. Su despliegue alrededor del planeta, con presencia ya en 88 mercados, provoca que el peso del territorio doméstico se reduzca en la facturación global. Se sitúa en el 19%, frente al 19,7% del año anterior.

Zara Home y Oysho dan un paso al frente

El grupo suma en todo el mundo 343 tiendas más. Todas las cadenas engordaron a excepción de Uterqüe, la cadena de alta gama, y Zara Kids.

El ranking en España está encabezado por Zara, seguida de Stradivarius, Pull&Bear, Bershka y Massimo Dutti. Sin embargo, son Zara Home y Oysho, las enseñas que más crecen. La cadena de hogar elevó un 47% su resultado de explotación, hasta los 81 millones; mientras que sus ventas crecieron un 21%. En el caso de Oysho, las ventas aumentaron un 18% y el ebit se elevó un 63%, hasta los 65 millones.

Pablo Isla cifró en 1.800 empleos los generados por Inditex en España a lo largo del ejercicio.

Los grandes y el ring

¿Alguien puede toser a Inditex en su mercado? En realidad, no. H&M está a 3.000 millones de distancia, aunque su irrupción en España está siendo muy positiva. Sus ventas aumentaron un 12,2%, hasta los 723 millones; frente al incremento del 5,1% de Inditex.

La perspectiva cambia si el cuadrilátero se globaliza. La compañía sueca ha cerrado un año brillante, con un incremento del 17,8% de las ventas, del 16,9% del beneficio neto y con más aperturas que Inditex.

Pero la multinacional de Amancio Ortega sigue dominando las grandes magnitudes, con 18.117 millones de facturación, frente a los 16.382 de H&M.

GAP, el otro gigante en liza, tuvo un año oscuro. Con 15.520 millones en ventas, redujo su beneficio neto un 3,4% y su ebitda un 3,1%.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad