Inditex invierte 120 millones en la compra de 86 franquicias de sus marcas

stop

La estrategia del grupo textil pasa por la adquisición de los locales donde opera

Pablo Isla, consejero de Inditex

05 de abril de 2012 (17:39 CET)

Inditex destinó casi 119 millones de euros en su último ejercicio fiscal a la adquisición de 86 tiendas que operaban hasta ahora en régimen de franquicia con marcas del grupo en Serbia, Bélgica y Portugal. Para los expertos en el imperio textil creado por Amancio Ortega, uno de los ejes de su negocio se basa precisamente en que los locales sean propios.

Según los datos que la compañía facilitó en su informe anual, el objetivo de estas operaciones pasa por “afianzar la presencia comercial” en estos países.

“Amancio, y ahora por supuesto Isla, tuvo siempre claro una cosa: publicidad cero. El boca a boca es lo más importante. La idea es que si llegas a cualquier ciudad del mundo y no sabes dónde está el centro no tengas que preguntar, el centro estará donde veas Zara”, comenta Xabier R. Blanco, periodista y coautor del libro De Zero a Zara, que ya va por su novena edición.

Franquicias “obligadas” en Asia


“El negocio está en comprar los locales a través de sociedades instrumentales”, comenta el también profesional de la comunicación Xesús Salgado, el otro autor de De Zero a Zara. “Los locales deben ser en propiedad aunque es cierto que últimamente está actuando mediante franquicias en China”, comenta, para añadir: “Está buscando la expansión al mercado asiático pero allí hay bastantes restricciones a la hora de que empresarios de fuera puedan conseguir un local”.

Inditex es actualmente titular de una opción de compra sobre el 20% del capital social de Zara Retail Korea, perteneciente a Lotte Shopping, que a su vez posee una opción de venta al grupo gallego de la totalidad de dicha participación.

Las ventas de Inditex en Asia se situaron el pasado año en 13.793 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad