La tijera en Isolux afectará a seis de cada diez empleados. Una de las sedes de Isolux Corsán, en una imagen de archivo. EFE/ED/archivo

Isolux presenta el concurso de acreedores

stop

Isolux Corsán no encuentra socio financiero y se ve obligado a entrar en concurso, el cuarto más grande de la historia empresarial en España

Economía Digital

La tijera en Isolux afectará a seis de cada diez empleados. Una de las sedes de Isolux Corsán, en una imagen de archivo. EFE/ED/archivo

Barcelona, 04 de julio de 2017 (12:46 CET)

Isolux aprueba la entrada en concurso de acreedores. La compañía no ha conseguido socio financiero para acometer una segunda reestructuración de su deuda. Según informan desde la compañía, hasta el momento se han recibido seis ofertas por diversas unidades productivas del grupo. Ahora, el consejo de administración trasladará a los nuevos gestores estas propuestas. 

Así, el consejo de administración de Isolux Corsán ha aprobado solicitar el concurso de acreedores para el grupo y seis de sus filiales en la mañana de este martes. Inmediatamente después, su consejo ha anunciado la dimisión en bloque.

El concurso de Isolux es el mayor de una compañía de construcción de los últimos años y el cuarto de mayor dimensión de la historia empresarial española. A su altura se colocan otros como los de Martinsa Fadesa, Abengoa, Nueva Rumasa, Pescanova o Reyal Urbis.

El consejo de Isolux ha presentado su dimisión en bloque

La compañía finalmente no ha podido acometer una segunda reestructuración de su deuda. La noticia llega un año después de que fuera rescatada por sus bancos acreedores, que desde entonces controlaban la compañía.

El grupo, en preconcurso desde el pasado mes de abril, buscaba un socio que entrara en su capital, inyectara fondos y la rescatase.

La compañía se declarará en quiebra. Actualmente tiene un patrimonio negativo de unos 801,9 millones de euros y una plantilla adelgazada de 3.884 trabajadores tras el ERE del pasado año. 

El presidente señala al Santander

El hasta ahora máximo responsable de Isolux Corsán, Nemesio Fernández-Cuesta, ha vinculado la situación de la empresa con "sorpresiva desvinculación" a finales del pasado mes de marzo de uno de los bancos acreedores del proceso de reestructuración.

Más en detalle, Fernández-Cuesta ha afirmado que "en enero se iniciaron las negociaciones con los bancos para alcanzar un nuevo acuerdo de financiación”. Asimimo, añade que el diálogo avanzó “satisfactoriamente hasta que a finales de marzo se produjo la desvinculación sorpresiva de una de las entidades y la decisión del resto de no asumir su cuota de riesgo adicional". Esta última declaración la ha pronunciado en referencia a la decisión  del grupo Santander.

Durante los meses anteriores, la institución presidida por Ana Botín trató de desvincularse vendiendo parte de la deuda refinanciada en 2016, aunque se quedó con el 10% del capital con motivo de la capitalización de los préstamos comerciales

Sin embargo, el ya expresidente señaló también al negocio convencional de Isolux como origen último de las dificultades financieras que venía atravesando en los últimos años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad