La acusación pide a la Audiencia Nacional que investigue el patrimonio en el extranjero de la cúpula de Eurobank

stop

EL CASO SE ABRIÓ HACE MÁS DE 10 AÑOS

El magistrado de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz.

en Barcelona, 10 de marzo de 2015 (21:43 CET)

El colectivo de pequeños accionistas de Eurobank ha pedido formalmente al juez de instrucción número cinco de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, que investigue el patrimonio en el extranjero de Eduardo Pascual Arxé, María Vaqué Molas, y Encarnación Riera Julia, a quienes responsabiliza de la descapitalización de la entidad bancaria. Esta situación condujo a la entidad a una situación de quiebra técnica y de liquidación patrimonial.

Cobro de comisiones millonarias

La acusación particular vuelve a poner en conocimiento de la justicia las presunta irregularidades cometidas por el máximo accionista del banco desde el año 1998, Eduardo Pascual, a quien atribuyen el cobro irregular de comisiones millonarias por la venta de activos de la entidad. En definitiva, acusan a de Pascual del vaciado económico y financiero del banco.

El fiscal ya ha presentado escrito de acusación contra el máximo accionista y contra el grueso de su equipo pero el juez aún no ha dictado la resolución de apertura de juicio oral.

Denuncian al juez por dilaciones

La acusación, tras más de 10 años de lenta tramitación de la inicial denuncia, dice estar harta de esta situación de bloqueo judicial de la causa y han presentado un escrito en el que denuncian al juez Pablo Ruz por dilaciones indebidas.

De momento, esta denuncia y el resto de diligencias solicitadas aún no han obtenido respuesta por parte del tribunal.

Un agujero de 20 millones

Según el escrito del fiscal y los informes de la acusación particular, tanto en el proceso de gestión de la entidad como después, en el proceso de liquidación; se han producido irregularidades contables que han perjudicado al conjunto de los pequeños accionistas y acabaron beneficiando patrimonialmente al accionista mayoritario, Eduardo Pascual.

Según los datos que maneja la acusación, entre las irregularidades en el ámbito de la gestión del banco y las cometidas también en el proceso de liquidación (aún abierto), el dinero sustraído asciende a más de 20 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad