Autopista AP-4 de Cádiz a Sevilla, gestionada por Aumar (Abertis), cuya concesión termina a final de 2019. EFE

La AP-7 dispara el tráfico pesado antes de levantar barreras

stop

Las autopistas de Aumar, cuyo peaje desaparecerá en enero, no dejan de incrementar el tráfico y el número de camiones se eleva un 40%

Xavier Alegret

Economía Digital

Autopista AP-4 de Cádiz a Sevilla, gestionada por Aumar (Abertis), cuya concesión termina a final de 2019. EFE

Barcelona, 12 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

El 1 de enero se abre un nuevo escenario para la autopista más transitada de España. Los peajes de la parte sur de la AP-7 levantarán las barreras y su uso pasará a ser gratuito. Aunque no se conoce con exactitud, se espera que atraigan más tráfico cuando no haya que pagar. El que sí se conoce es el tráfico actual, que va en aumento, especialmente de camiones, los vehículo que más desgastan la vía con mucha diferencia.

Las autopistas de Aumar, concesionaria que desaparecerá en enero tras décadas gestionando parte de la AP-7, de Tarragona a Alicante, y la AP-4 de Sevilla a Cádiz, acumulan un 7% más de tráfico este año que en 2018, una subida muy por encima de la media de las autopistas de peaje de España, conde el tráfico se incrementa el 4,8%, según los datos del ministerio de Fomento al tercer trimestre.

El tráfico en las autopistas se calcula mediante la Intensidad Media Diaria (IMD). En las autopistas de Aumar fue entre enero y septiembre de 23.148 vehículos por kilómetros —así se calcula la IMD—, un 7% más. La que más sube es la AP-7 de Tarragona a Valencia, casi un 13%, mientras que de Valencia a Alicante solo crece un 1,6%. La AP-4 aumenta cerca del 7%.

La subida en tráfico se convierte en una auténtica escalada en lo que al tráfico pesado se refiere. La circulación de camiones se ha disparado un 40% en os nueve primeros meses de 2019. Concretamente, de 2.187 a 3.067 vehículos pesados por kilómetro y día. La Ap-7 de Tarragona a Valencia es la que más crece, un 63%, hasta cerca de 6.500 camiones de IMD. En la AP-4 la subida es del 7,8% y en la AP-7 de Valencia a Alicante, del 2,9%.

Más camiones hace necesario mayor mantenimiento

La subida del tráfico de camiones es todo un reto para la conservación y mantenimiento de la red viaria. Tras el anuncio del Gobierno de Pedro Sánchez y su ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de quitar peajes sin modelo alternativo, la decisión fue licitar el mantenimiento. Los pliegos del concurso ya se han publicado pese a que no van a llegar para el 1 de enero, lo que obligará al ministerio a firmar un contrato de emergencia con algún operador o con la propia Abertis, propietaria de Aumar.

También se ha lanzado el concurso sin saber cuál será el tráfico en la AP-7 y la AP-4 a partir de 2020, cuando sea gratis. Naturalmente se espera que suba, pero el informe que Fomento licitó no estará hasta el año que viene, por lo que por ahora, es una incógnita. Y es importante porque la subida del tráfico, sobre todo pesado, es lo que más afecta al desgaste del pavimento.

Según los estudios del profesor estadounidense Clifford M. Winston acerca del coste y el modo de pago de las infraestructuras, un vehículo pesado deteriora el pavimento 1.000 veces más que un turismo. Sus papeles, un referente del sector, datan de 1988, pero estudios posteriores, como los de Fedea en España, incluso elevan esa ratio.

El tráfico sube en las radiales quebradas

El tráfico en las autopistas de peaje no solo sube en la franja mediterránea. Las radiales de Madrid, que fueron rescatadas por el Estado tras un sonado fracaso de todo el proyecto, han disparado el tráfico entre un 3,4% y un 24,7%. La causa de este cambio es la bajada del precio en un 30% y la gratuidad por la noche.

Hemeroteca

Infraestructuras
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad