Autopista AP-4 de Cádiz a Sevilla, gestionada por Aumar (Abertis), cuya concesión termina a final de 2019. EFE

Abertis presenta el ERE en la AP-7 y la AP-4 sin pacto con Fomento

stop

Aumar comunica a la plantilla de Aumar su intención de despedir a 140 empleados de las autopistas AP-7 y AP-4 por el fin de los peajes

Xavier Alegret

Economía Digital

Autopista AP-4 de Cádiz a Sevilla, gestionada por Aumar (Abertis), cuya concesión termina a final de 2019. EFE

Barcelona, 23 de octubre de 2019 (13:26 CET)

El fin de los peajes en las autopistas, que se ha convertido en una de las banderas de los partidos políticos en lo que a infraestructuras se refiere, tiene consecuencias negativas para el empleo. Aumar, concesionaria propiedad de Abertis, ha comunicado este miércoles a su plantilla que abre negociaciones para despedir a 140 empleados de la empresa, con lo que, por fin, pone sobre la mesa el ERE consecuencia del fin de las concesiones de la AP-7 sur y la AP-4. Lo hace, no obstante, sin acuerdo con el Ministerio de Fomento.

El ERE afectará a cerca de la mitad de la plantilla de Aumar, formada por 297 personas, “ante la conclusión el próximo 31 de diciembre del contrato de concesión de estas vías de pago y su reversión al Estado”. El 31 de octubre está previsto que se constituya la comisión negociadora de Aumar y los representantes sindicales, que tendrá un mes para llegar a un acuerdo sobre el expediente de regulación. De no haber pacto, Abertis podría presentarlo unilateralmente, pero se expondría a recursos y un conflicto social con los sindicatos.

La notificación del ERE ha cogido con cierta sorpresa a los delegados sindicales. No porque no esperaran el expediente sino porque, hasta ahora, Abertis aseguraba no contar con la comunicación oficial de Fomento respecto a la reversión de la concesión y que no presentarían el ERE hasta tenerla. El principal motivo de esta estrategia era saber cuántos trabajadores de Aumar podrán subrogarse para presentar el expediente para el resto, pero finalmente la empresa ha decidido ir por libre ante el retraso indefinido de la publicación de los pliegos del concurso de mantenimiento.

Abertis se cansa de esperar a Ábalos

Según explican fuentes de las negociaciones a Economía Digital, Abertis ha decidido la cifra de despidos en la AP-7 y la AP-4 sin pacto con Fomento, lo que puede suponer que la cifra se mueva o que tenga que recolocar a empleados en otras concesionarias del grupo. Y es que la cifra era uno de los principales puntos de fricción entre Abertis y el Ministerio.

Los de Ábalos marcaron en 140 personas el personal cuyas tareas están relacionadas con el mantenimiento, por lo que serían los que se subrogarían; es decir, seguirían en sus puestos cuando se adjudique la conservación de las autopistas. En cambio, Abertis hablaba inicialmente de 180, aunque por la cifra del ERE, parece que han rebajado la cifra hasta un punto medio, unos 160. El resto, 140, son los que estarían afectados por el ERE.

Si Fomento sigue en sus trece de subrogar solo 140, significa que en Aumar sobrarán 157 empleados, por lo que el ERE se quedaría corto. Lo que puede pasar entonces es o que Abertis adapte el ERE, si llega a tiempo, o que tenga que recolocar a los 17 empleados de diferencia. En cualquier caso, todavía no ha iniciado la negociación con los sindicatos y es pronto para saber cómo va a terminar.

El retraso de Fomento con el concurso de la AP-7

El origen de este embrollo y de que ahora Abertis actúe con cierta prisa es el retraso en la publicación de los pliegos del concurso para el mantenimiento de la AP-7 y la AP-4. El Gobierno anunció en julio que se iba a licitar el mantenimiento de las autopistas de Aumar pero todavía no ha hecho públicas las condiciones del contrato para que las empresas interesadas puedan presentarse.

Como ha adelantado este medio, el contrato no es que vaya tarde, es que probablemente no esté para finales de año, pues todavía no se ha licitado el estudio previo de previsión de tráfico en la AP-7.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad