La balanza comercial de España tiene superávit por primera vez desde 1971

stop

COYUNTURA ECONÓMICA

17 de mayo de 2013 (13:02 CET)

España está lastrada por la deuda pública y privada. Los índices de paro, y, principalmente, de desempleo juvenil, empañan cualquier intento de ofrecer unas dosis de optimismo. Pero el modelo productivo español ha comenzado a cambiar. Y los datos de marzo de las exportaciones de las empresas españolas son revolucionarios. La balanza comercial de la economía española registró un saldo positivo de 635 millones de euros. Se trata de la primera vez que sucede desde el inicio de la serie histórica, en 1971.

En marzo las exportaciones sumaron 20.288 millones de euros, con un aumento del 2% interanual respecto al mismo mes del año anterior. En cambio, las importaciones cayeron un 15% interanual hasta los 19.653 millones de euros.

Esta misma semana, la escuela de negocios Eada advertía en un informe, de que las exportaciones no podían paliar la parálisis que está sufriendo la economía española. Pero consideraba que esas exportaciones, además, se han estancado, porque los países europeos, los principales mercados, han entrado en recesión. Lo que ocurre, sin embargo, es que el tejido empresarial español ha buscado otras áreas geográficas, y las está encontrando.

La salida de Asia


Las exportaciones en el primer trimestre de 2013 a mercados fuera de la Unión Europea han sido un 15,1% superiores a las del mismo periodo de 2012. El incremento se ha producido en Asia (22,5%, con un 58,9% para Oriente Medio), a África (18,5%), y a América Latina (8,9%). Y, en cambio, las exportaciones a la UE han disminudo un 2,0%, y las destinadas a la zona euro un 3,2%.

Se trata de un cambio significativo, y que demuestra una reacción empresarial: la necesidad obliga. Uno de los datos importantes durante este primer trimestre, como se destaca en la documentación que presenta el Ministerio de Economía, es que la base exportadora se ha ampliado, y suma casi cinco mil empresas en 2013. Es decir, hay 58.932 empresas que venden sus productos fuera de España, un 8,8% más.

Alemania y Francia retroceden

El avance exportador lleva a cuestionar algunas tesis de economistas que sostienen que la solución de España sería dejar el euro, para competir mejor en el exterior con una moneda nacional devaluada. El hecho es que se ha producido una devaluación interna, a través de los salarios, que ha llevado a las empresas a mejorar sus números exportadores, que contrastan con el comportamiento de otros países más preparados a priori.

Así, las ventas de Alemania al exterior cayeron un 1,5% en el primer trimestre de 2013, las de Francia un 3,4%; las de Italia, un 0,7%, y las de Reino Unido, un 4,4%.

Incremento del 3,9% en el primer trimestre

En cambio, las ventas de España al exterior en este periodo han crecido un 3,9%, alcanzando los 56.585 millones de euros. Y las compras al exterior, las importaciones, cayeron un 6,9%, dejando la cifra en 60.632 millones. Por tanto, entre enero y marzo el déficit comercial se redujo un 62% interanual hasta los 4.048 millones, con una tasa de cobertura del 93,3% (casi diez puntos por encima del registro en el mismo periodo de 2012, que fue del 83,6%).

Los principales productos exportados en marzo fueron bienes de equipo, alimentos, productos químicos, automóvil y semifacturas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad