La banca obligará a Eroski a vivir de alquiler en sus tiendas

stop

La cadena vasca sacrificará la cartera de establecimientos propios, aunque mantendrá el negocio en España

Caprabo tiene la mayoría de supermercados en Catalunya

26 de noviembre de 2013 (21:16 CET)

Eroski está en el punto de mira por su millonaria deuda bancaria y su integración en la cooperativa Mondragón. Ahora, la cadena vasca tendrá que vender las tiendas propias y pasar a ser inquilina de los espacios. Es el “acuerdo” al que ha llegado con la banca, según apuntan fuentes de la compañía.

Pero, con esta política de venta de activos, ¿hasta qué punto se mantendrán el mismo número de supermercados? “Habrá un mayor desarrollo en la zona norte donde la marca está consolidada, mientras en otras donde no hay tanto posicionamiento se podría reducir”, aseguran las mismas fuentes. Durante la crisis, Eroski ha realizado desinversiones al desprenderse de aquellos supermercados que no han resultado rentables y “prevé avanzar en la optimización de su red comercial”.

Aferrarse a País Vasco y Catalunya


La cadena tiene gran peso en el País Vasco y, tras la compra de Caprabo, también en Catalunya. “Son las zonas estratégicas de la firma”, afirman. Así, el repliegue podría afectar a otras áreas como el sur y el centro de España, aunque todavía la compañía no ha especificado cuántos supermercados podrían venderse y en cuántos se quedará como inquilina. De momento, no da respuesta sobre las localidades que podrán verse afectadas y cómo podría afectar a la plantilla.

Aunque confiesa que tendrá que vender, Eroski sigue en su empeño de abrir nuevos puntos de venta. No obstante, los últimos planes de expansión del grupo se han cumplido a través de franquiciados. En los próximos tres años la cadena mantiene el objetivo de abrir 300 nuevas tiendas en el país. “Todas ellas en régimen de franquicia”, señalan.

Usar las franquicias para expandirse


De momento, Eroski sacrificará parte de los supermercados propios para reducir el nivel de endeudamiento. Espera poder llevar a cabo venta de activos gracias a la recuperación del apetito inversor y del mercado, pero asegura que no hay ofertas de compradores sobre la mesa.

Sin embargo, fuentes sindicales explican a este diario que Supersol y Carrefour Express podrían estar interesados en comprar algunos activos de la cadena vasca. Mientras, la incertidumbre aumenta en la plantilla de Eroski ante la voluntad de vender y plegar velas en las zonas donde la marca no está afianzada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad