La Caixa estudia comprar el 100% de Saba. Salvador Alemany, presidente de Saba

La Caixa estudia comprar el 100% de Saba

stop

Los fondos accionistas de Saba quieren vender su 49% y La Caixa debe decidir si compra o vende; todo irá en función del precio

Barcelona, 10 de noviembre de 2017 (12:00 CET)

La actual composición accionarial de Saba, con el 50,1% para la Fundación Bancaria La Caixa, a través de Criteria, y el resto para Torreal, KKR y ProA, tiene fecha de caducidad. Los fondos quieren salir y, por la cláusula de derecho de arrastre existente en el pacto accionarial que entrará en vigor en 2018, pueden forzar la venta del 100%, por lo que obligarían a La Caixa a vender. Pero existe una alternativa: que el conglomerado que preside Isidro Fainé compre el resto, y es algo que está considerando.

Torreal (20%), KKR (18,2%) y ProA (10,2%), controlan casi el 49% de Saba, la compañía de aparcamientos que se desconsolidó de Abertis en 2011. El 1,2% restante está en manos de minoritarios, entre los que se encuentra el presidente de Saba y Abertis, Salvador Alemany. Los tres accionistas ya manifestaron en otras ocasiones su intención de vender, y la entrada en vigor, en mayo, del drag alone, les da una oportunidad.

De hecho, ya habían intentado la venta de su 49%, aunque sin éxito, ya que el comprador debía renunciar al control de Saba, que seguiría en manos de Criteria. Ahora, la opción que han puesto sobre la mesa es la de ejercer el derecho de arrastre y forzar la venta del 100%, según informó Expansión y confirmaron varias fuentes conocedoras de las negociaciones. Saba, La Caixa y Torreal evitaron hacer comentarios.

Torreal, KKR y ProA quieren salir de Saba y para ello obligarán a La Caixa a vender o comprar la mitad que no controla

Entre los posibles compradores de Saba se podrían situar fondos especializados en infraestructuras, como Arcus, pero la opción de que La Caixa se haga con el 100% también está sobre la mesa. Todo dependerá del precio, que podría situarse por encima de los 1.100 millones de euros, y el precio variará en función de las ofertas. Por ahora, y dependiendo de lo que pidan Torreal, KKR y ProA, La Caixa no se resigna a abandonar el líder español de aparcamientos.

Saba lleva varios años analizando su salto a la Bolsa, lo que habría dado salida a los accionistas que quieren vender. El propio Salvador Alemany lo reconoció en más de una ocasión, pero nunca se materializó, a la espera de ganar más volumen para saltar al parqué. Ahora mismo, esta opción ha perdido peso, aunque no se descarta en un futuro, especialmente si La Caixa se hiciera con el 100%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad