La Cambra alerta a Mas de que las empresas se van de Cataluña por los altos impuestos

stop

Miquel Valls no cree que haya motivos políticos en las decisiones empresariales y apunta al impuesto de sucesiones y donaciones, más alto en Cataluña

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls

en Barcelona, 02 de diciembre de 2015 (12:41 CET)

La fuga de empresas de Cataluña, con casos como los de los hoteleros Jordi Clos y Pau Guardans, avanzados por Economía Digital, preocupa entre los empresarios. Pero algunos huyen del tremendismo futuro del miedo al independentismo y miran al presente. Y la realidad es que algunos impuestos son más altos en Cataluña y eso provocaría la marcha de empresas.

Esta es la tesis de Miquel Valls, presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, que ha alertado este miércoles que para una empresa familiar –mayoritarias en Cataluña– lo importante son los impuestos de sucesiones y donaciones.

A diferencia de la mayoría de impuestos, como el de sociedades, que son iguales en toda España, sucesiones y donaciones es competencia de las CCAA y, a pesar de que Artur Mas, cuando llegó al Govern, los eliminó, sus pactos con ERC provocaron que los volviera a implantar.

Empresas familiares

"El tejido empresarial catalán es básicamente familiar, y por tanto está sujeto a impuestos como el de sucesiones y donaciones. Es evidente que Cataluña tiene uno de los impuestos más altos y que esto tiene un peso en las decisiones", ha apuntado Valls, que ha añadido que "son decisiones de carácter fiscal y económico".

El presidente cameral no ha querido valorar si hay motivos políticos en la fuga de empresas, que ha minimizado diciendo que "hay salidas y entradas". "Si el factor político puede influenciar, no lo sé. Lo que sé, porqué me lo han dicho, es que muchas empresas familiares se mueven por motivos fiscales", ha insistido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad