La crisis deja en BCN 601.233 parados, una deuda por habitante de sólo 650€ y menos población

stop

La Cambra de Comerç y la Diputación certifican el fin de la segunda recesión e identifica las 10 actividades que serán tractoras en la nueva realidad económica de la región

Miquel Valls, en el centro, con Ferran Civil y Martí Parellada | ED

09 de julio de 2014 (13:16 CET)

La recuperación económica ha empezado, pero los seis años de profunda crisis han cambiado radicalmente el escenario. Barcelona y su ámbito de influencia, uno de los territorios más ricos del país, llega al final de la recesión con 601.233 parados (una tasa del 21,5%); una deuda media por habitante de sólo 648 euros, el 0,7% menos que el año anterior y que contrasta con los 2.193,7 euros de la ciudad de Madrid o los 1.342,1 euros de Tarragona; y un decrecimiento histórico de ciudadanos. Por primera vez, la población extranjera se reduce el 2,5% especialmente entre la población activa. "Este dato se duplicará en el año en curso", indica el vicepresidente de la Diputació de Barcelona, Ferran Civil. La Administración es responsable del estudio económico que analiza estos datos junto a la Cambra de Comerç de la capital catalana, presidida por Miquel Valls.

La 12 edición del informe territorial es optimista. "Barcelona deja atrás la recesión. Hay dinamismo en la demanda externa y empieza a ocurrir en la interna, hecho muy interesante", indica Valls.

Riesgos

El principal riesgo que detectan ambas instituciones es la sostenibilidad de la recuperación. Señalan que, a diferencia de 2009, los instrumentos de gobernanza de la zona euro se han reforzado. Con todo, consideran indispensable trazar un cordón de seguridad para no caer de nuevo en el pozo.

Uno de los responsables del estudio, el catedrático de economía de la UB Martí Parellada, enumera las políticas que se deben impulsar: "Conseguir una devaluación interna para que la economía sea más competitiva, seguir con las reformas estructurales, apostar por el negocio exterior e interior, y que Europa no abandone las políticas expansivas". También indica que la demanda interna difícilmente levantará cabeza sin inversiones públicas. Paradas, actualmente, por la limitación presupuestaria.

Actividades tractoras

El cierro del grifo de las administraciones también implica ahogar los sectores que la Cambra y la Diputació aseguran que han superado mejor la crisis.

Identifican 10 actividades tractoras. Las tres clásicas de la región aparecen en la lista: automoción, química y farmacia. En el resto, la innovación gana peso. La lista incluye la organización de ferias, eventos o call centers; servicios sociales con alojamiento (residencias geriátricas); actividades TIC como la programación o el desarrollo de aplicaciones; profesiones técnicas como la traducción, la fotografía, el diseño o la ambientología; consultoría empresarial; almacenaje; y servicios de arquitectura y ingeniería. Esta última, es de nuevo relevante tras la caída en picado por la destrucción del sector de la construcción.

2014, aceleración crecimiento

Las buenas noticias económicas del 2013, el año del cambio de tendencia, se consolidan en el ejercicio en curso. Las instituciones calculan que el PIB crecerá en España entre el 0,9% y el 1,2% este año y el 1,4% en Catalunya. Mientras que la tasa de paro se quedará en el 24,9% en el país y en el 21,7% en el ámbito catalán. La caída importante se prevé en 2015: se situaría en el 21,7% y 19,6%, respectivamente.

"La aceleración económica de los últimos meses nos ha hecho cambiar las previsiones a mejor", ha declarado Valls. Ahora, queda pendiente la consolidación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad