La cúpula de Panrico prepara un ‘plan B’

stop

Bimbo y Europastry son las dos compañías mejor posicionadas para continuar con la actividad del grupo

Trabajadores de Panrico | EFE

19 de octubre de 2013 (02:14 CET)

La dirección de Panrico, encabezada por Carlos Gila, retomará la próxima semana el diálogo con los trabajadores del grupo para intentar pactar la viabilidad de la compañía. Pero no es la única opción que está sobre la mesa, aseguran fuentes financieras. La cúpula está ultimando un plan B por si la negociación no llega a buen puerto.

Esta vía pasa por la salida de Oaktree del grupo, hecho que los propios empleados dan por descontado a corto o medio plazo. En este escenario, hay dos grupos muy bien posicionados para continuar con parte de la actividad de la empresa: Bimbo y Europastry.

Actividad complementaria

Los productos de Panrico serían complementarios a los de ambas compañías. Cuando Bimbo México adquirió a Sara Lee la división española de la marca, en octubre de 2011, ya dejó claro que tenía apetito inversor. Casi un año después de la transacción, recuperó la producción en Canarias y se ha centrado en ganar cuota de mercado con una política de precios agresivos con promociones constantes, señalan interlocutores conocedores de su actividad.

Tienen factorías en Granollers (Barcelona), Santander y Madrid, donde ha invertido para renovar su sistema productivo. Hasta la fecha, no han producido para marcas de distribuidores. Son su principal competidor.

Litigio por el nombre ‘donut’

Europastry es el rey de la bollería congelada. Tiene una posición del mercado muy buena en España, destacan fuentes de la compañía. Su experiencia con Panrico es, hasta la fecha, negativa. El grupo que actualmente está en preconcurso de acreedores les venció en el Tribunal Supremo en el litigio por llamar donut sus rosquillas.

Su interés se centraría, precisamente, en el donut y sus variantes (los donetes), añaden los mismos interlocutores.

La huelga en Madrid se retrasa una semana

En cuanto a la negociación con los trabajadores, Gila ha conseguido que la planta de Panrico de Paracuellos del Jarama (Madrid) retrase una semana el inicio de la huelga indefinida, afirman los sindicatos de la compañía. Pararán la actividad el 27 de octubre.

La factoría de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) continuará con la protesta a pesar de la bronca vivida este viernes con Mossos d’Esquadra. Desde la compañía reconocen que el paro del centro ya provoca desabastecimiento de donetes en toda España. Es el único punto del país donde se producen las pequeñas rosquillas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad