La decana del ICAM, Sonia Gumpert, imputada por el escándalo de las elecciones

stop

ABOGADOS

La candidatura de Sonia Gumpert

04 de abril de 2013 (19:15 CET)

El juzgado de Instrucción número 9 de Madrid ha imputado a la decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert, y a toda su junta directiva, por posible comisión de un delito de descubrimiento o revelación de secretos.

El auto del juez titular reabre el caso que fue sobreseído el pasado 21 de diciembre por el juez de guardia tras analizar el informe del Ministerio Fiscal.

Investigación

El juez Elpidio José Silva Pacheco abre una investigación a fondo para dilucidar los hechos del día 18 de diciembre, jornada en la que se celebraron las elecciones al decanato del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).

Siete candidaturas, entre las que se encontraban los favoritos Antonio Hernández-Gil y Javier Cremades, denunciaron ante el juzgado esa misma noche un supuesto fraude electoral.

Los hechos

Acusaban a la candidatura de Sonia Gumpert de tener presunta información privilegiada sobre los abogados colegiados que tenían que ir a votar. Gumpert consiguió el visto bueno de la Comisión Electoral para montar en pleno Palacio de Congresos de Madrid, una centralita con distintos ordenadores. En ellos, cotejaban los datos de los abogados que creían que les iban a votar con los que ya habían acudido a dar su confianza.

De esa manera, sabían quién les había fallado e intentaron por cualquier medio que fueran a elegir al nuevo decano del ICAM. Según varios testigos, los letrados con los que se contaba para que votaran a Gumpert fueron llamados por teléfono para pedirles que fueran a votar. Incluso a alguno se le pagó un taxi para que llegara a tiempo.

Policía


Varios agentes de la Policía acudieron al Palacio de Congresos para tratar de calmar la situación. La tensión en ese momento era máxima, sobre todo, en las candidaturas perdedoras. La Policía no halló culpabilidad alguna y dejó en manos de la Comisión Electoral el asunto.

Lo que sí hizo fue llevarse uno de los ordenadores al juzgado. Mientras que las candidaturas interpusieron la demanda esa misma noche. Tres días después, el juez reserva echó para atrás la denuncia.

Manipulación

El auto del juez Silva señala que los posibles autores del delito (Sonia Gumpert y todos los miembros de su candidatura) “desvelaron y procedieron al descubrimiento de datos secretos o reservados a los que no deberían tener acceso”. Es decir, “manipulación del proceso electoral”.

Según ha podido saber Economía Digital, los datos que manejaba Sonia Gumpert fueron cedidos por todos los miembros de la candidatura con el consentimiento de los abogados votantes. De este modo, no se faltaría a la Ley de Protección de Datos en la que está basada la denuncia.

El juez basa su argumentación en el contenido de un acuerdo de la Comisión Electoral del ICAM que dice que la información relativa a los abogados votantes o “no votantes” constituye un dato personal. Además, dicho acuerdo razona que “tales datos se instrumentaron, trataron o movilizaron desviadamente”.

Imputados


Además de Gumpert, el juez ha imputado a los abogados Manuel Valero, Ignacio Gordillo (ex fiscal de la Audiencia Nacional y abogado del SEPLA), Javier Íscar de Hoyos, María Begoña Castro, Alejandro Alonso, Santiago Luengo, Juan José Sánchez, María Teresa Nadal, Carmen Pérez Andujar, María Soledad Mesas, Elena Ruiz de Angulo, José Manuel Pradas y Francisco de Asís Esteban Gómez.

De todos ellos, tres ya no están en la actual junta directiva tras presentar su dimisión. Se trata de Francico de Asís Esteban, secretario del ICAM que abandonó a Gumpert en enero. Los otros dos lo hicieron en la asamblea del pasado 21 de marzo. Juan José Sánchez Puig (sustituyó a Esteban Gómez como secretario) y Elena Ruiz de Angulo, tesorera del ICAM.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad