La dirección de Ficosa reitera que sobran trabajadores en Viladecavalls

stop

REFINANCIACIÓN

Xavier Pujol, consejero delegado de Ficosa

24 de julio de 2012 (21:34 CET)

Aumenta la tensión entre los trabajadores de Ficosa en Viladecavalls (Barcelona). La dirección ha anunciado al comité de empresa que bajará la producción en toda la factoría a la vuelta de las vacaciones, según explican los empleados. Aseguran que desde la cúpula les han enviado un mensaje claro: “La plantilla está sobredimensionada”.

Unas palabras que en la factoría ya se han interpretado como un nuevo expediente de regulación. Los portavoces oficiales de Ficosa han reconocido, tras ser preguntados por Economía Digital, que se ha iniciado una negociación con la plantilla para buscar la viabilidad de la empresa. Pero se han negado a hacer ningún otro comentario hasta que terminen el proceso.

Producir menos

En la zona de televisores, una de las herencias que les dejó Sony, se limitará la producción a las 480.000 unidades hasta fin de año frente a las 526.000 previstas. Los sindicatos denuncian que esto es un claro incumplimiento del plan industrial pactado con la Generalitat y el gigante nipón cuando se quedaron los activos del grupo, en diciembre de 2010. Entonces, los tres acordaron producir 500.000 unidades anuales en el periodo de transición, que expira este año. A partir de ese momento, la cúpula de Ficosa tiene las manos libres para presentar un expediente de extinción de empleos.

También se bajará la actividad en la zona de automoción, el core business de Ficosa. Desde el comité comentan que desde enero ya se ha fabricado por debajo de las previsiones, aunque no se había notado porque se preparaba a la vez el stock para el periodo vacacional. La producción caerá más en el último trimestre del año.

Medidas de flexibilidad

Lo que más teme la plantilla es que las medidas de flexibilidad que pactaron con el consejero delegado, Xavier Pujol, llegan a su fin. “Están prácticamente agotadas en la zona de televisores”, explican fuentes sindicales.

Tienen más margen en otras unidades productivas. Preocupa especialmente el futuro del departamento de Service, ya afirman que sólo tienen trabajo garantizado hasta diciembre.

Acuerdos

La cúpula de Ficosa está inmersa en la refinanciación del grupo. A principios de julio, la familia Pujol reconocía que esperaba cerrar una financiación estructurada a largo plazo en breve. Esta, podía llegar a los 100 millones de euros según los cálculos de los propietarios del 44% del capital social del grupo. Los Tarragó, quienes litigan con sus primos hermanos para recuperar el control de la empresa.

De forma paralela a este proceso, los directivos actuales también buscan algún acuerdo industrial para incrementar la competividad de la factoría. Hace una semana se hacía público el interés que habría mostrado Huawei, aunque los portavoces oficiales de Ficosa aseguran que sólo han mantenido contacto iniciales con los japoneses y que no existe ningún contrato en firme hasta la fecha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad