Los Pujol defienden su dirección de Ficosa

stop

CONFLICTO FAMILIAR

Josep Maria Pujol

03 de julio de 2012 (21:42 CET)

La familia Pujol ha decidido romper su silencio desde hacía meses en el conflicto que mantienen con sus primos, los Tarragó, por el control de Ficosa. Han emitido un comunicado en el que aseguran que la compañía está sana y no necesita ni dar entrada a nuevos socios capitalistas ni profesionalizar la cúpula, tal y como exigía la otra parte del conflicto (tenedora del 44% del capital social del grupo”.

Asimismo, les recuerdan que algunas denuncias ya han sido archivadas en varias salas. Concretamente, en el juzgado de instrucción número 9 de Barcelona. En la información divulgada, reiteran que “las acciones penales interpuestas por determinados accionistas carecen absolutamente de fundamento”.

“Ficosa Internacional ha conseguido mejorar sus resultados operativos recurrentes”, comentan, “desde un ebitda de 10 millones de euros en 2009, a 52 millones en 2011”. Asimismo, estiman incrementar el resultado operativo “hasta superar los 100 millones de euros hacia el año 2015-2016”.

Refinanciar deuda

También muestran que el 90% de las ventas del grupo se hacen en mercados exteriores. Una característica que les hace afrontar mejor la crisis en España. “La consecución de importantes pedidos en el ámbito de los nuevos productos innovadores y la expansión hacia nuevos sectores […] nos permite prever un importante crecimiento en ventas en los próximos años, de entre un 25% a un 50%”.

En cuanto al elevado apalancamiento financiero que denunciaron sus primos, los actuales directivos de Ficosa explican que la estrategia financiera de la multinacional está planificada “desde 2009”. Esta, pasa por la refinanciación: “La compañía espera cerrar una financiación estructurada a largo plazo y, posteriormente, acometer aquellas acciones de financiación que permitan desarrollar sus planes de futuro”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad