La embotelladora de Coca-Cola tiene un pulmón financiero de hasta 1.500 millones

stop

La compañía cuenta con una gran capacidad de endeudamiento para futuras compras tras nacer sin apenas deuda

14 de julio de 2014 (11:40 CET)

La embotelladora de Coca-Cola, a la espera de cerrar un acuerdo con los sindicatos por el ERE, tiene planes de futuro que pasarían por nuevas adquisiciones. La compañía puede ir de compras ya que contaría con un pulmón financiero de hasta 1.500 millones de euros. La firma que dirige Víctor Rufart ingresó 2.653 millones el pasado ejercicio y su deuda es prácticamente nula.

Coca-Cola Iberian Partners cifra su capacidad de endeudamiento en un mínimo de 750 millones de euros. Sin embargo, esta cifra podría superar los mil millones. Los recursos propios de la compañía junto a la posibilidad de endeudamiento de las empresas adquiridas aumentaría la cantidad para invertir en hasta los 1.500 millones de euros.

Crecer más allá del mercado del refresco 

“Hemos nacido vírgenes de deuda, por lo que nuestra capacidad de apalancamiento está intacta”, ha subrayado Víctor Rufart al diario Expansión. Entre los planes de futuro de la embotelladora destacaría la concesión del mercado alemán.

“Con la fusión tenemos una base muy buena para poder crecer. Estamos obligados a estudiar nuevas categorías porque el mercado del refresco es limitado y prevemos poco crecimiento”, añade el directivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad