La familia Raventós propone 372 despidos en Unipost

stop

La compañía recurre a un ERE en respuesta a los problemas de liquidez y la pérdida de trabajo

30 de abril de 2014 (18:42 CET)

Los problemas en Unipost, lejos de llegar a su fin, se intensifican. El último movimiento de la empresa --con la familia Raventós (con el 55%)  y el grupo Deutsche Post (con el 37%) como principales accionistas-- ha sido presentar a los sindicatos este miércoles un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará, inicialmente, a 372 trabajadores. Esta medida supone reducir en un 15% la plantilla actual.

La compañía alega causas económicas. "Se trata de adecuar la capacidad productiva a los niveles de actividad actuales", subraya. Sin embargo, esta vez va más allá de los ajustes salariales, llevados a cabo en el pasado, y aboga por los despidos.

Rechazo de los trabajadores

Pero esta decisión no ha sido bien recibida por los sindicatos. En una reunión anterior, la dirección ya había avanzado su intención de despedir a 425 empleados pero, tras 53 recolocaciones en Madrid, ahora reduce la cifra hasta los 372. La compañía pretende acometer estos despidos entre el 30 de mayo y el 30 de septiembre.

“No aceptamos estas condiciones y no compartimos la postura de la empresa. Creemos que está jugando con los trabajadores y que todos los problemas que dice tener son un engaño”, subrayan fuentes de CCOO. Además, el sindicato advierte de que la merma de plantilla impedirá a la empresa cumplir con las condiciones de algunos concursos públicos, lo que implicará el hundimiento definitivo.

Y en la misma línea se muestra CGT. Ambos sindicatos rechazan, sin contemplaciones, las salidas que plantea Unipost. “La dirección dice que la compañía está sobredimensionada y que, como consecuencia de la caída de trabajo, tiene que acometer despidos, sobre todo en Madrid, Barcelona y Zaragoza”, señala el sindicato. Por su parte, UGT también se muestra contrario a la cifra que ha presentado la compañía. “El número de despidos es excesivo y desmesurado y vamos a intentar minimizarlo”, añade.

Divorcio sindical

En paralelo, existe un divorcio sindical en Unipost y varios procesos judiciales abiertos. El próximo 29 de mayo tendrá lugar un juicio tras la impugnación, por parte de CGT y CCOO, de un acuerdo aprobado por UGT y USO que suponía un recorte salarial del 7%, al que había que añadir otro ajuste en complementos.

Bajas voluntarias con 24 días por año

De momento, junto a la cifra de despidos, Unipost ha abierto un plazo para que los trabajadores que así lo deseen se acojan a un plan de bajas voluntarias con una indemnización de 24 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Ahora, los representantes de los empleados aseguran que analizarán con detalle la documentación que ha entregado la compañía antes de volver a sentarse, como marca el periodo de consultas, el próximo viernes en Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad