Unipost, sin caja para pagar las próximas nóminas

stop

La compañía ha admitido a los sindicatos la falta de liquidez y la necesidad de realizar dos ampliaciones de capital para sobrevivir

03 de enero de 2014 (20:21 CET)

“Unipost no tiene liquidez suficiente para abonar las próximas nóminas”. Así lo revela el portavoz de UGT en la compañía, Carlos Alejo. Este viernes se ha celebrado un encuentro entre la dirección del mayor operador postal privado del país y el comité intercentros para explicar la situación económica de la compañía a los trabajadores. Los mayores accionistas son la familia Raventós y la alemana Deutsche Post.

Unipost no tiene caja para hacer frente al sueldo de la plantilla compuesta por 2.500 trabajadores y confiesa que necesita dos ampliaciones de capital. Una de ellas se destinaría a pagar los sueldos y lo adeudado a los trabajadores --extras de junio y diciembre-- y la otra a abonar las indemnizaciones de los más de 400 empleados de los que quiere prescindir la firma.

Sin embargo, Unipost condiciona estas inyecciones de capital a un acuerdo laboral previo que fije un ajuste salarial que se sumaría al recorte del 10% que ya sufre el personal. “Los accionistas han acordado la ampliación con plazo de desembolso a final de mes si hay acuerdo con la parte social. De no ser así, no hay liquidez y entrarán en concurso”, matizan fuentes de CCOO en un comunicado.

A las puertas del concurso


Este nuevo tijeretazo que la dirección quiere aplicar a las nóminas fue ya rechazado en referéndum por gran parte de la plantilla. Como consecuencia, el sindicato CGT convocaba el pasado 20 de diciembre una huelga indefinida que está previsto que se prolongue hasta el próximo 17 de enero si la dirección no da marcha atrás a los recortes y los despidos que ha puesto sobre la mesa. “Si no hay avances seguiremos con los paros”, subraya el portavoz del sindicato, Emilio Gómez.

De momento, el expediente laboral de extinción (ERE) que había planteado la compañía queda en stand by a la espera de obtener capital, pero de conseguir una segunda ampliación se acometería. “Las principales diferencias ahora tienen que ver con la reducción salarial. De media todos los trabajadores hemos sufrido un ajuste del 7% como consecuencia de un ERE temporal a lo que se suma una rebaja en el sueldo del 10% y otra más que quieren hacer ahora. Es decir, en total sería un recorte del 25%”, matiza Alejo.

Abono del 100% de la último nómina

Unipost ha acudido ante la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos para que determine si aprueba el nuevo ajuste salarial que quiere implantar. Sin embargo, asegura que es necesario un acuerdo con los sindicatos antes de que se pronuncie la Comisión para llegar a tiempo a la ampliación de capital y salvar la empresa.

Así, ha llamado a los diferentes sindicatos a volver a reunirse el próximo 9 de enero con el fin de acercar posturas. Hasta entonces, las organizaciones estudiarán qué medidas tomar de cara a la negociación. De momento, asegura CGT, son los únicos que abogan por la huelga. La compañía, por su parte, se ha comprometido este viernes a pagar el 100% de la última nómina y no en dos plazos como había planteado inicialmente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad