La firma Amichi se abraza a Amazon para aumentar las ventas

stop

PLAN RENOVE DE LA COMPAÑÍA

Una de las tiendas Amichi y algunos de los modelos de la última colección

en Barcelona, 11 de abril de 2015 (21:09 CET)

Cuenta con 30 años de historia y sigue viva. La firma textil Amichi ha capeado muchas crisis, incluso esta última. Sin embargo, es consciente del renovarse o morir y, por ello, la compañía ha diseñado un nuevo plan para, al mismo tiempo, aumentar las ventas. Una de las medidas que ha tomado la compañía es abrazarse a gigantes del e-commerce como Amazon.

La enseña controlada por la familia Amich conoce la importancia de estar presente en internet y considera que de la mano de compañías potentes como Amazon aumentará la visibilidad. "Queremos incorporar la marca en más escaparates que son también una fuente extra de ingresos. Se trata de portales muy potentes no sólo en España, sino también en el extranjero", subraya el director general, Enrique Mozo, que aterrizó hace apenas unos meses en la compañía.

Salir de España

Pero estar presentes en más canales de venta no es el único objetivo que se ha marcado Amichi para este año. Su ambición pasa, también, por la internacionalización. Hace unos meses la firma comenzó a negociar con algunos posibles masterfranquiciados para saltar al otro lado del charco. Mozo no ha querido desvelar los destinos y países que tantean, pero asegura que se trata de lugares lejanos. "En Europa gusta mucho el producto, pero en países próximos creemos que podemos empezar de otra forma distina a las masterfranquicias", detalla.

De momento, aunque sólo opera en España, Amichi ha crecido en ventas a lo largo de los últimos años. Factura alrededor de 32 millones de euros con 140 tiendas, de las cuales 87 son propias. Quiere una red comercial rejuvenecida, más moderna, con una apuesta firme por los franquiciados y con más establecimientos a pie de calle. "Somos ahora más electivos y exigentes con la ubicación con el apoyo de las franquicias. Esperamos este año superar los 150 puntos de venta", explica el nuevo director general.

1,5 millones en un lavado de imagen

Sólo en 2014, la firma ha invertido 1,5 millones de euros en cambiar la imagen de sus tiendas. Forma parte, también, del plan de revitalización. De momento, han cambiado de look la mitad de los establecimientos, empezando por los más antiguos. Pero este año, la compañía seguirá actualizando el resto de la red. La inversión prevista para este 2015 podría ser similar a la del año anterior. Amichi tampoco quiere olvidarse de El Corte Inglés, donde ya está pesente. "Ahora tenemos 23 córners pero queremos llegar a los 30 este año", añade Mozo.

Y, en paralelo, también quiere potenciar su canal digital. La idea es que la tienda on line de la enseña suponga en no más de dos años un 5% del volumen de ventas de la compañía. Además, el uso de los smartphones para comprar también ha aumentado. Las compras que se realizan a través de móvil han crecido del 19% hasta el 44%.

Moda 'outlet'

De momento, lo que no es prioritario para Amichi son las flagships –o buques insignia-- ni los outlet. Cuenta ya con una tienda de referencia en la calle Velázquez de Madrid y aunque no descarta abrir alguna más en España, el modelo de negocio de la firma no es ése.

Lo mismo ocurre con el concepto outlet. Amichi cuenta con siete establecimientos de este tipo, pero no está presente en ninguna plataforma on line externa que se centre en esta moda. "No estamos pensando a día de hoy en ello", explica Mozo quien, antes de llegar a Amichi no había estado vinculado al sector de la moda, pero aun así aceptó el reto.

En la actualidad la firma emplea a más de 500 personas con la misma familia fundadora al frente del negocio.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad