La gestión de Enrique Bañuelos y Yago Méndez en Amper acaba en quiebra técnica

stop

La compañía reconoce ante sus accionistas que se encuentra en causa de disolución, con patrimonio neto negativo tras unas pérdidas de 78 millones en 2013

Yago Méndez, consejero delegado de Amper | EFE

26 de mayo de 2014 (19:54 CET)

Amper presenta ante sus accionistas un plan de reestructuración de su deuda que incorpora un detallado análisis de su delicada situación financiera. Es el resultado de la gestión de Yago Méndez Pascual, que se incorporó como consejero delegado a la compañía tecnológica en 2012, de la mano de Enrique Bañuelos, quien ya no está en el grupo. Méndez Pascual, hijo del que fuera director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, presenta un balance de su gestión durante 2013 que sitúa a Amper en quiebra técnica.

En la presentación en la junta general de accionistas en la que se aprobó la entrada de nuevos socios financieros, remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Amper reconoce que su patrimonio neto es negativo, lo que conlleva “una situación de disolución de la sociedad”, al tiempo que plantea “la necesidad de reestructurar el capital”. Todo ello es consecuencia de un resultado neto negativo de 78,3 millones en 2013, frente a los números rojos de 24,6 un año antes, cuando se incorporó Yago Méndez a la primera línea ejecutiva de Amper. Es decir, las pérdidas netas se multiplicaron por tres en un año.

Continuidad de Méndez

Si se tiene en cuenta el ebitda, y las áreas de negocio de Amper, el balance del 2013 arroja un beneficio antes de intereses, amortizaciones y depreciaciones de 6,8 millones de euros, con un retroceso del 29% sobre los 9,6 millones obtenidos en 2012. Solo se salvan América Latina (12,2 millones de ebitda positivo) y Pacífico Sur (9,7 millones), frente a los descensos de España (13,8 millones en negativo) o el sector de la Defensa (números rojos de 1,3 millones).

Ante la junta general, el grupo, con nuevo presidente tras la marcha de Bañuelos, ha planteado otro plan estratégico 2014-2018, que traza el objetivo de rentabilizar todas sus líneas de negocio, así como admite la necesidad de lograr nuevas fuentes de financiación para su puesta en marcha. De ello se encargará el grupo inversor Slon Capital, que se ha comprometido, dicen el grupo, a aportar 15 millones de euros necesarios para el cumplimiento del plan de negocio.

Operación acordeón

Amper ha fijado un número máximo de consejeros de ocho miembros, con la renovación de hasta seis puestos en el consejo, que estará presidido por Jaime Espinosa de los Monteros Pitarque. Desde la compañía señalan que Yago Méndez se mantiene como primer ejecutivo, aunque aclaran que en la junta general no estaba previsto tratar su eventual salida del grupo tecnológico.

La compañía prepara una reducción del valor nominal de la acción, debido a su desequilibrio patrimonial, pasando de un euro a 0,05 céntimos por acción. Posteriormente, aumentará capital en 20,3 millones, con el compromiso de Slon Capital de suscribir el 29,99% de los derechos de voto. A su vez, Amper realizará una emisión de deuda convertible dirigida a todos los accionistas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad