Imagen con fines ilustrativos de una charcutería en Barcelona con jamón ibérico de bellota a la venta. Foto: Wikicommons

La Guardia Civil incauta 25.000 jamones ibéricos sin sellos sanitarios

stop

El Seprona investiga una presunta nueva trama de jamón que involucra al menos a 13 empresarios por la venta ilegal de cárnicos ibéricos

Economía Digital

Imagen con fines ilustrativos de una charcutería en Barcelona con jamón ibérico de bellota a la venta. Foto: Wikicommons

Barcelona, 03 de febrero de 2020 (14:39 CET)

Una nueva presunta trama de jamón ibérico ha sido identificada por la Guardia Civil de Badajoz, que ha informado este lunes de la inmovilización de casi 25.000 jamones y paletas con trazabilidad irregular. En el marco de la operación "Sanedrac", el Seprona del instituto armado se ha coordinado con el Servicio Extremeño de Salud (SES) para retener producto con supuestas anomalías como parte de una investigación a 13 posibles integrantes de un entramado empresarial dedicado a la comercialización ilegal de cárnicos ibéricos.

En concreto, han sido un total de 24.843 los jamones y paletas confiscados por la policía. La trama empresarial habría vendido cárnicos ibéricos fraudulentos en las provincias de Badajoz, Barcelona, Madrid, Cáceres, Huelva, Salamanca, Granada, Murcia Zaragoza, según una nota de prensa de la Guardia Civil recogida por Efe. La empresa Monteporrino de Salvaleón sería una de las involucradas, informó Hoy. Este medio intentó ponerse en contacto con la compañía pero no han atendido las llamadas telefónicas.

Una inspección en la empresa Monteporrino fue la que dio inicio a la investigación. Los veterinarios de la Dirección General de Salud Pública atendieron la advertencia de sus homólogos de la Zona de Salud de Alcuésar (Cáceres) sobre posibles problemas de trazabilidad de una partida de jamones, y encontraron productos cárnicos ibéricos con origen legal no acreditado y sin los marchamos o sellos sanitarios que obliga la normativa de calidad de estos productos, infringida por muchas empresas a lo largo del país.

Estafa y falsedad documental

La casi 25.000 piezas de jamones y paletas ibéricas inmovilizadas tienen un peso total de cerca de 150.000 kilos. La Autoridad Judicial competente ha ordenado a Seprona una investigación que se ha realizado desde el pasado mes de abril. Los agentes han encontrado, por ejemplo, documentos que constatan la falta de identificación de los productos de la industria y carencias relativas a los marcados sanitarios y de entrada en salazón, que imposibilitaban todo ejercicio de trazabilidad a las autoridades.

La investigación ha avanzado ahora hacia la hipótesis de la existencia de un entramado empresarial del sector cárnico dedicado a la comercialización ilegal de productos ibéricos. Un total de 13 responsables son investigados por ser considerados autores de los delitos de estafa, falsedad documental, contra la salud pública y los consumidores. Serían los responsables de en torno a 14 empresas involucradas en el fraude, según han informado medios de la zona.

Las "numerosas irregularidades" encontradas en estas miles de piezas de jamón ibérico "ofrecían dudas en relación con la posibilidad de encontrar y seguir el rastro" de las mismas a través de las diferentes etapas de su comercialización, desde el sacrificio en el matadero hasta la puesta en venta en tiendas y grandes superficies. Esto iría en contra no solo de la norma de calidad del ibérico sino de lo que recogen los Reglamentos (CE) 178/2002 y 931/2011, según la nota de prensa de la Guardia Civil.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad