La Justicia investigará a Siemens y Alstom por pactar contratos en Brasil

stop

La Fiscalía de Sao Paulo exige 129 millones a once empresas, entre ellas la española CAF, por prácticas irregulares en licitaciones públicas

Sede de Siemens

21 de marzo de 2015 (18:11 CET)

Hace un año que la Fiscalía de Sao Paulo anunció la apertura de una investigación a un grupo de empresas sospechosas de formar un cártel en Brasil para adjudicarse contratos públicos. Ese proceso ha tomado forma. El ministerio público denunció y la justicia admitió a trámite la demanda que reclama 418,3 millones de reales, unos 129 millones de euros, a once sociedades.

Son todos ilustres conocidos en el sector ferroviario y en la licitación de obra pública. Está la alemana Siemens, la francesa Alstom, la japonesa Mitsui o la canadiense Bombardier. La española CAF, también denunciada, tiene sede fuera de Brasil por lo que no está sujeta a la legislación brasileña.

Siemens destapó el cártel

La denuncia exige la anulación de tres contratos firmados entre 2002 y 2007 con la Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos (CPTM), dependiente del Gobierno regional, y la disolución de diez de las once empresas sospechosas de cometer irregularidades.

Las empresas investigadas son sospechosas de haber formado un cartel entre 1998 y 2008 para dividir entre ellas los contratos de reformas. El supuesto cartel fue revelado en mayo de 2013 por la multinacional Siemens, tras un acuerdo con el Comité Administrativo de Defensa Económica (Cade).

De acuerdo con la Fiscalía, las empresas negociaban entre ellas qué consorcio o empresa ganaría la licitación, y se comprometían a presentar propuestas con precios mayores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad