La mayor empresa catalana de radiología pierde el Hospital del Mar por las deudas

stop

CRC busca un socio financiero para resolver los problemas de tesorería. El retraso de los pagos, los recortes y la incertidumbre sobre cuánto cobrarán les dejan al borde del concurso de acreedores

Hospital del Mar de Barcelona

19 de abril de 2012 (20:56 CET)

El Hospital del Mar ha rescindido el contrato de servicios radiológicos con la mayor empresa catalana del sector, CRC Corporació Sanitària. La decisión compromete la solvencia económica de la compañía y que ha sorprendido a la cúpula encabezada por Josep Llongarriu, según fuentes cercanas al gestor. Y es que la tensión de tesorería de CRC se debe, básicamente, a las deudas que acumula. Y la inmensa mayoría de los impagos son de la Generalitat, propietaria del centro sanitario ubicado en la playa de la Barceloneta.

Desde principios de año, la dirección de CRC busca a un socio financiero que permita continuar el negocio. Tienen contratos y el grupo es viable, según el mismo interlocutor. Pero las facturas pendientes y la inseguridad que existe sobre el futuro de la sanidad española alejan a los inversores. Los últimos recortes, tanto del Govern catalán como del Ejecutivo central, no ayudan a crear el clima de confianza necesario para incorporar a nadie en el negocio.

Además de buscar a un inversor, la compañía renegoció en enero la deuda bancaria de corto a largo y aplazó los pagos pendientes que tenía con Hacienda y la Seguridad Social. Una vez cerrada esta reestructuración y tras la decisión del Hospital del Mar, se ha avivado el fantasma del preconcurso de acreedores.

Actividad


En los últimos días Llongarriu afronta “una maratón de reuniones”, tal y como informan desde la corporación, para buscar una solución al agujero que deja el centro público. Hasta la fecha, CRC realizaba el 20% de todos los diagnósticos radiológicos que se hacen en Catalunya. Esta es su gran fortaleza, según fuentes del sector.

Además del Hospital del Mar, tiene una presencia destacada en el sector privado. Trabaja en el Hospital Universitari Sagrat Cor, la Clínica del Vallès de Sabadell (Barcelona), el Hospital Quirón y el Hospital General de Catalunya de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

El gestor ya ha intentado sumar al grupo sueco Capio a CRC, propietario de parte de los centros sanitarios en lo que trabaja. Por el momento, las negociaciones no han llegado a buen puerto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad