La plantilla catalana de Panrico denuncia que la dirección les reclama cinco millones de euros

stop

El comité de huelga y la cúpula del grupo se verán las caras en una semana en los juzgados de Sabadell

06 de febrero de 2014 (17:16 CET)

Los 10 miembros del comité de huelga de la factoría catalana de Panrico han denunciado este jueves que la dirección del grupo les reclama cinco millones de euros por daños y prejuicios. Los trabajadores de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) se verán las caras con la cúpula de la empresa en una semana en el Juzgado de lo Social número 3 de la localidad vecina de Sabadell (Barcelona).

Panrico llevó a los tribunales la protesta, que dura 116 días. Aseguran que se trata de una medida ilegal, ya que el comité de empresa del grupo pactó la reestructuración de la compañía y desconvocó la huelga. De hecho, en la mayoría de las factorías del país no se llegó ni a convocar. Pero el caso de Catalunya es distinto. El sindicato mayoritario en Santa Perpètua es CCOO, mientras que en el comité intercentros UGT ostenta la mayoría. Los sindicalistas de la factoría catalana decidieron desmarcarse del pacto estatal y mantener la medida de presión.

Mantener la huelga

En una semana, los trabajadores consideran que deberán enfrentarse “a un juicio contra la lucha obrera”, en palabras del delegado sindical de CCOO y miembro del comité de huelga Félix Yela. Asegura que el único objetivo que persigue la dirección encabezada por Carlos Gila es atentar contra el patrimonio de los trabajadores.

El juicio no ha disuadido a los huelguistas. De hecho, han anunciado que mantienen la factoría parada y la protesta en la puerta.

La continuidad de la planta catalana de Panrico está en el aire. La dirección ya ha anunciado que despedirá a 234 trabajadores de una plantilla de 351 personas y se ha especulado en que plantea su cierre. Un extremo que, por el momento, no ha sido confirmado ni por la cúpula de la empresa ni por su propietario, el fondo Oaktree.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad